jueves, 21 de mayo de 2009

Miedo a la hora de bañarse


Si tu bebé le tiene miedo al baño, no debes obligarlo ya que puede ser peor. Debes cambiar su actitud con paciencia, amor y comprensión. Será un reto para ti lograr que la tina se convierta en una compañera de juegos y en un lugar sumamente agradable para pasar un muy buen rato. Si no quiere entrar a la tina grande, continua aseándolo en su bañera. Y si tampoco acepta esta, dale baños de esponja.

Intenta familiarizarlo con la tina, si él está de acuerdo, permitiéndole jugar en ella en seco sentado en su sillita de tina con sus juguetes favoritos. Si la temperatura está tibia y si él lo acepta, quítale su ropita. Sino, déjalo que juegue vestido.

Mientras él esté aquí, no lo dejes solo para nada. Pide a alguien que te ayude a detenerlo para que tu le enseñes que puede ir bañando a su muñeco o a un animalito lavable y si él así lo quiere, acércale una palangana con agua para que bañe sus juguetes. Probablemente, vestido o no, él mismo querrá meterse al agua, lo que será un buen indicio de que ya está preparado para entrar en la tina. Esto último lo puedes hacer también en el piso si es que él se niega a entrar a la tina. Pero recuerda siempre ponerle una toalla para que se siente y no se resbale.

También puedes ponerle una palangana chica con un poco de agua en su silla alta para que él juegue con comodidad. Posiblemente, tu bebé quiera que tu entres a la tina con él. Inténtalo de esta forma y cuando él ya esté adaptado deja que se bañe solo. Lo más importante en estos casos es que tengas paciencia ya que puedes obtener mayor éxito con amor, que a la fuerza.

Desde | Mi Bebe

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás