lunes, 29 de junio de 2009

Alimentacion: Medidas de higiene



Cuando se trata de la alimentación de bebés y niños pequeños es necesario tener estrictas normas de higiene, especialmente durante los primeros meses de vida ya que son muy vulnerables a los efectos de intoxicación con alimentos. Las medidas primordiales de higiene que debes de seguir son las siguientes:

* Esteriliza todos los biberones, chupones, cucharitas y boquillas de las tazas de alimentación, de preferencia hasta que el bebé tenga un año. Puedes simplemente hervir los objetos en una olla con agua durante 10 minutos, o bien, usar la máquina lavavajillas a alta temperatura. Existen en el mercado diferentes equipos especiales para esterilizar que te pueden servir: eléctricos, de vapor o para microondas, busca aquel que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

* Lávate las manos antes de preparar los alimentos y lávale al bebé las suyas antes de que coma.

* Es muy importante la higiene general de la cocina.

* Utiliza un producto desinfectante para limpiar las superficies que estén en contacto con la comida del bebé.

* Lava muy bien los utensilios con los que preparas los alimentos del bebé. Cuando los seques utiliza un paño limpio, de preferencia que esté destinado exclusivamente para esto.

* No dejes comida afuera del refrigerador ya que las bacterias a temperatura ambiente se reproducen con facilidad.

* Calienta la comida solamente una vez y a alta temperatura.

* No guardes la comida que deja tu bebé en el plato ya que estuvo en contacto con su saliva y esto acelera el proceso de descomposición. Si preparas una cantidad grande, separa un poco y sírvelo con una cuchara limpia en un plato para que lo coma, de esta forma no se contaminará todo.

* No dejes que los alimentos estén en contacto con otros que se hayan echado a perder.

* El pescado, los huevos y la carne cruda no deben de entrar en contacto con otros alimentos (utiliza diferentes tablas para picarlos, cúbrelos bien, sobre todo si los guardas en refrigeración, y lávate bien las manos después de manipularlos).

* Escribe siempre la fecha en los alimentos que almacenas o congelas.

* No permitas nunca que los animales domésticos estén en contacto con los alimentos, las superficies de la cocina y el lugar en donde alimentas al bebé.

* Cuando utilices comida preparada para bebé trata de pasarlo a un plato para verificar que esté en perfectas condiciones, sigue los mismos consejos para evitar la contaminación de los alimentos frescos. Los alimentos comprados pueden usarse hasta 24 horas después de abiertos si son refrigerados y no han estado en contacto con el bebé o su cuchara.

Desde | Al Bebe

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás