jueves, 18 de junio de 2009

Como elegir la mejor guardería para tu hijo?


A continuación trazaremos una lista de consideraciones básicas que pueden resultar de gran utilidad para aquellos padres que estén buscando una guardería para sus hijos.


A continuación trazaremos una lista de consideraciones básicas que pueden resultar de gran utilidad para aquellos padres que estén buscando una guardería para sus hijos. Al escoger una guardería no sólo debemos asegurarnos que la atmósfera sea la más indicada sino de que el personal sea agradable y esté cualificado así como de que el recinto esté limpio y sea seguro. Nuestros hijos pasarán gran parte de su tiempo en la guardería que escojamos, por lo que merece la pena que empleemos nuestro tiempo en examinar detalladamente aquello que consideremos mejor para ellos.

También debemos tener en cuenta el hecho de que todas las guarderías basan su política y sus métodos de enseñanza en una filosofía propia. Así, mientras algunas guarderías poseen un curriculum de actividades desarrollado para estimular y enseñar, otras prefieren enfatizar la creatividad y la imaginación en el juego. Sin embargo, también hay guarderías que combinan ambos métodos dedicando así una parte del tiempo al aprendizaje y otra al juego.

La elección es vuestra, y sólo vosotros como padres podéis decidir qué guardería es la más indicada para vuestros hijos.

Pero... ¿Cuál es la guardería más indicada?

Afortunadamente, la filosofía que subyace en la mayoría de las guarderías se basa en aquel principio que favorece el aprendizaje a través del juego y que, además de proporcionar un ambiente seguro y estimulante, ofrece una amplia gama de actividades infantiles.

De esta forma, las grandes diferencias vendrán marcadas según el enfoque que se le conceda a actividades tales como trabajos creativos o de interacción social y actividades interiores. Por lo tanto, lo que los padres deben buscar no es sino una guardería que cubra todas las necesidades de sus hijos. Por ejemplo, si vuestro hijo es particularmente activo y nervioso necesitará una guardería en la que pueda emplear la gran parte de su tiempo en juegos que puedan ser realizados al aire libre. En este caso la guardería deberá disponer de un amplio patio de recreo dotado de una gran cantidad de juguetes de acción o aparatos que fomenten el juego de una forma educativa en el exterior, con el único objetivo de ayudar a vuestro hijo a descargar toda esa energía que como todos los niños, tiene en su interior en mayor o menor cantidad y que le llena de vida.

En la actualidad existen varias escuelas en el "mundo de las guarderías" en las que se observa una clara influencia de distintas doctrinas y/o teorías, ya sean religiosas o pertenecientes a investigadores considerados ya grandes figuras en esta área de la educación. A modo de ejemplo podemos citar el colegio dedicado a María Montessori o aquellos colegios religiosos en los que se imparten formación católica o judía.Sin embargo, antes de tomar una decisión es recomendable visitar todas las guarderías posibles con el fin de comparar unas con otras y tener así un punto de referencia.

Factores que Debemos Tener en Cuenta al Visitar una Guardería

Los niños:

En primer lugar debemos observar a los niños ya que ellos son quienes pueden informarnos realmente del verdadero estado de la guardería, de sus defectos y de sus cualidades. Sus rostros son el fiel reflejo de la realidad de la guardería. Sus ruidos y sus gestos son pues, un claro indicio de felicidad y una muestra de que realmente están ocupados y por lo tanto de que están siendo bien atendidos. Igualmente, no debemos dar importancia a las manchas o la posible suciedad que encontremos en sus baberos o uniformes colegiales, ya que ésta no es sino un buen indicio de que nuestros hijos se han divertido jugando o bien realizando los trabajos manuales. De hecho, no hay nada más estimulante para los niños que el jugar con harina, pintura de dedo o acuarelas y plastilinas. Estas actividades no sólo les divierte sino que además les ayuda a desarrollar su creatividad.

Por otro lado, debemos de tratar de introducir progresivamente durante los cuales el profesor deberá sustituir las actividades de juegos por otras que impliquen algo de disciplina, tales como poner en orden los juguetes después de jugar con ellos o lavarse las manos al terminar las actividades manuales. Igualmente será el encargado de restablecer el orden si éste fuera necesario.

Otro factor que debemos tener en cuenta es el número de alumnos por aula. Así, debemos evitar las aulas en las que los grupos sean excesivamente numerosos ya que de esta forma al profesor le resultará más difícil realizar su cometido. Las aulas masificadas contribuyen al hecho de que los niños no puedan ser atendidos debidamente por lo que no aprenden todo cuanto deberían. También debemos tener en cuenta si los niños están agrupados por edad o niveles, lo cual nos dará una idea de cómo pueda llegar a sentirse nuestro hijo en esa misma situación.

Debemos observar cómo juegan los niños. ¿Parecen independientes? ¿Pueden escoger entre una gama de juegos y actividades? Este factor es importante ya que la falta de independencia y la monotonía impiden el desarrollo de la creatividad y el aprendizaje.

Las instalaciones:

Igualmente, debemos analizar el recinto. Las instalaciones acondicionadas para el juego deben ser espaciosas y sobretodo deben estar limpias. Es recomendable que estén bien organizadas tanto interior como exteriormente. La división de las salas también es de vital importancia, por lo que la guardería debe disponer tanto de salas destinadas al juego y a la diversión como de salas destinadas a los trabajos manuales o al descanso de los más pequeños. De la misma manera resulta aconsejable evaluar la superficie sobre la cual va a tener lugar el juego, por lo que el suelo del patio debe ser suave y seguro y nunca de piedra rugosa ni arenoso, lo cual evitará futuras heridas e infecciones.

El material escolar y los juguetes:

Resulta vital el hecho de que los niños estén rodeados de juguetes en buen estado y que sean de fácil manejo. Dicho material debe organizarse de acuerdo con el tipo de actividad que se vaya a realizar. Así por ejemplo, el aula de trabajos manuales dispondrá de un espacio especialmente reservado para exponer los trabajos de los niños. Los trabajos también podrán ser entregados a los propios padres quienes no sólo podrán ver la evolución de sus hijos sino que además tendrán un bonito recuerdo de sus primeros años de infancia.

Como factor adicional resultaría interesante el que pudieran jugar mientras aprenden a diferenciar texturas como el agua o la arena.

Pero al hablar de material escolar es imprescindible hablar de libros. Como actividades interesantes en este caso podemos proponer el contar historias o el interpretar las viñetas y dibujos de los libros si la lectura aún no fuese posible.

El Personal Educativo:

El asegurarse de cuánto personal dispone la guardería y de cómo trabaja es fundamental. Debemos tener en cuenta ante todo que dicho personal esté cualificado. Existen varias opiniones acerca de lo que se considera podría ser el índice más recomendado según el cual no es aconsejable que un solo profesor/a tenga a su cargo a más de 15 niños.

La relación del profesor con los alumnos también es de vital importancia. Ésta se puede calificar como buena si el profesor/a es capaz de comunicarse con los niños de forma activa y positiva y siempre en un tono que resulte cariñoso y agradable. Sin embargo, ello no debe impedir que sea firme pero justo al corregir los errores que éstos puedan llegar a cometer durante las actividades.

Ante todo es necesario no sólo el hecho de que el profesor/a siga las actividades con entusiasmo y que les apoye y dirija en sus esfuerzos sino que además transmita felicidad y verdadera vocación por su trabajo.

La Higiene:

Una buena forma de descubrir si el centro que estamos visitando está realmente limpio o no es visitar los cuartos de baño. Allí, los niños van al servicio, se lavan las manos y a veces hasta la cara, por lo que sería aconsejable que el centro dispusiera de toallas individuales como medida higiénica. Por ello, esta área debe hallarse siempre totalmente desinfectada y limpia.

Al igual que los servicios, las restantes instalaciones interiores deben estar limpias y bien ventiladas y sus ventanas deben permitir que, a través de ellas, entre bastante claridad.

Enfermedades e Inmunidad:

Es vital que cualquier niño que parezca no encontrarse bien sea mandado de inmediato a su casa.

Desde | Educacion Infantil

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

Nancy y Matías Dijo...

Germán ya tiene 21 meses y la misma cantidad de veces la familia me ha dicho de mandarlo a un jardín maternal. Que le va a hacer bien estar con niños de su edad, aprende a jugar y compartir y bla, bla, bla. Pero con todas las cosas que uno ve en la tv que pasan (abusos, incendios, no cuentan con la infrestructura necesaria, no hay quien haga cumplir a rajatabla estas pocas cosas) en estos sitios prefiero quedarmelo en casa. Ahora que si tuviera que elegir una por razones de fuerza mayor creo que un post no alcanzaría para la lista de cosas que speraría de estos lugares. Ah, además pondría un sitema de circuito cerrado el cual me permitiría desde mi pc en el trabajo ver lo que sucede continuamente en todo el lugar. Decir que me da pánico despegarme de mi chiquito es poco ¿verdad?

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás