jueves, 23 de julio de 2009

Cómo mover al bebé recién nacido


Cuando tomes en brazos al bebé debes hacerlo de forma lenta, suave y serena. Tenlo siempre cerca de tí, en contacto con tu cuerpo. El contacto y el sonido de los latidos de tu corazón le tranquilizarán.

Al recién nacido le encanta el contacto piel a piel y es bueno que también el padre lo practique. De esta forma el bebé podrá familiarizarse con el olor, el tacto y color de la piel de sus padres.

Hasta que el bebé no cumple el primer mes, no tiene control sobre su cabeza, porque los músculos del cuello están sin fortalecer. Al levantarle y acostarle debes sujetar su cabeza con una mano porque sino puede asustarse al sentir que su cabeza se le va hacia atrás. El otro brazo sitúalo por debajo de la espalda, sujetando desde la nuca a lo largo de su columna vertebral.

Para levantar al bebé desliza la mano derecha por debajo de la nuca sujetando la cabeza y la izquierda colóquela en la parte baja de la espalda. Una vez levantado acurrúcalo entre tus brazos. Procura no cogerle con las manos frías. El cambio de temperatura hará que protesten.

No le saques de su cuna bruscamente, sin avisarle. Háblale dulcemente antes de cogerle en brazos y para cogerle, coloca una mano debajo de su cabeza y la otra en la parte baja de la espalda. Levántalo lentamente, sin estirar de los brazos o de sus manos.

Para dejarle de nuevo en la cuna, mantén una mano en su cabeza y otra en la parte baja de la espalda. No le dejes bruscamente y procura no ponerte pulseras o anillos que pueda engancharse.

Desde | Mundo bb

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás