viernes, 3 de julio de 2009

Las condiciones laborales alterarían los resultados del embarazo


Las condiciones de trabajo de una mujer durante su embarazo aumentarían el riesgo de dar a luz prematuramente o tener bebés de bajo peso al nacer, informaron investigadores.

El equipo de la doctora Isabelle Niedhammer, del Colegio Universitario de Dublín, evaluó a 676 mujeres irlandesas con trabajos por contrato, con horarios rotativos y físicamente demandantes, así como también que trabajaban durante largas jornadas en las semanas 14 a 16 de embarazo.

Los hallazgos muestran que la exposición a por lo menos dos de esos factores aumentaban cinco veces el riesgo de las mujeres de dar a luz a bebés de bajo peso y de tener partos prematuros, señaló el equipo en BJOG, an International Journal of Obstetrics and Gynaecology.

“Las demandas físicas fueron un vaticinador importante de peso al nacer de 2.500 gramos o menos (bajo peso)”, dijo Niedhammer a Reuters Health.

La experta y sus colegas también detectaron tendencias que relacionan largas jornadas de trabajo con nacimientos de bebés de menos de 3.000 gramos, un riesgo potencial de enfermedad crónica durante la edad adulta.

El equipo de Niedhammer determinó las condiciones laborales de las mujeres durante su primera visita de maternidad programada en el hospital.

Para el 53 por ciento de las mujeres se trataba del primer embarazo. En ese momento, el 22 por ciento trabajaba en posiciones directivas o profesionales, el 31 por ciento eran técnicas o profesionales asociadas y el 19 por ciento, trabajadoras de oficina.

Otro 19 y 10 por ciento trabajaba, respectivamente, en ventas o servicios y en trabajos obreros.

Alrededor del 25 por ciento de las mujeres dijeron que trabajaban 40 horas o más por semana, el 20 por ciento dijo tener empleos con horarios rotativos y cerca del 18 por ciento señaló que su empleo era “físicamente muy activo”.

Como se esperaba, las complicaciones durante la gestación o los problemas fetales aumentaban el riesgo de bajo peso al nacer y de partos prematuros, mientras que el tabaquismo se relacionó con un bajo peso del niño al nacer.

Además de los factores de riesgo conocidos, la exposición acumulada a dos de estas condiciones laborales desfavorables aumentaban 4,6 veces el riesgo de que el bebé pesara 2.500 gramos o menos y 5,2 veces la posibilidad de nacimientos prematuros.

“Los empleos que combinan varios factores ocupacionales incrementarían aún más el riesgo de malos resultados durante el embarazo”, concluyó Niedhammer.

Desde | Reuters Health

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás