viernes, 14 de agosto de 2009

Bebe mes por mes: 8 meses


Cambios en tu bebé

Muy pronto tu bebé podrá desplazarse por la casa, si es que no ha empezado ya, por eso es esencial que tu hogar sea seguro para niños. También observarás que se ha vuelto más decidido y que está empezando a expresar con claridad lo que le gusta y lo que no le gusta. Si le quitas un juguete probablemente protestará a todo pulmón. Y también se quejará si lo dejas con otras personas durante demasiado rato, porque ahora empieza un periodo en el que siente ansiedad con los extraños. En este momento tu bebé muestra un intenso apego hacia ti y hacia los que suelen cuidarlo y un marcado desagrado hacia cualquier otra persona.

Miedo a separase de ti

Ahora y durante los próximos meses, la angustia o ansiedad provocada por la separación está en su nivel máximo. Aunque es normal que el bebé sienta mucho apego a ti y miedo a todos los demás, eso puede ser difícil para sus abuelos y otras personas que lo cuidan y que lo adoran. Puedes ayudar a hacer las transiciones más fáciles para tu bebé sugiriéndoles a las personas que se le acerquen lentamente y dejen que el bebé tome la iniciativa.

Si tu bebé se chupa el dedo o usa chupón (chupete) para calmarse y tratar de sobrellevar su ansiedad, no hay problema. Chupar es uno de los pocos métodos que tiene para calmarse.

Formas de desplazarse

Es posible que tu bebé se esté arrastrando (deslizándose sobre su abdomen), gateando o moviéndose de un lado a otro a empujones mientras está sentado, usando una mano detrás y un pie enfrente para impulsarse.

El arrastrarse o "reptar" es el primer método de tu bebé para trasladarse solito de un lado a otro de manera eficaz. Es probable que primero aprenda a levantarse empujando la parte superior de su cuerpo hacia arriba con las manos y luego se ponga a gatas. Después aprenderá a moverse hacia adelante y hacia atrás empujando con sus rodillas. (El "gateo de combate" es una variación en la cual una pierna empuja y el brazo opuesto jala.)

Todas estas variaciones del gateo fortalecen los músculos que pronto harán posible que camine. Sea cual sea el método que use tu bebé para trasladarse, es fascinante ver cómo resuelve el problema de moverse de un lado a otro.

Paradito

Tal vez tu bebé ya pueda levantarse hasta quedar parado, apoyándose en un mueble. De hecho, si paras a tu bebé junto al sofá es probable que pueda sostenerse él solito, aunque agarrándose muy fuerte.

Durante esta etapa muchos padres ponen a su bebé en una andadera, pero no es buena idea hacerlo. Las andaderas no son seguras: tu bebé podría usar la andadera como escalón para alcanzar cosas que normalmente no alcanza, como una estufa caliente o una botella de cloro. Además, las andaderas hacen que el bebé no juegue en el piso, y jugar en el piso le proporciona oportunidades para gatear, levantarse y dar pasitos mientras se agarra de los muebles. Todas estas actividades son las que le ayudan a aprender a caminar.

La seguridad es lo primero

La nueva movilidad de tu bebé significa que está entrando en el mundo de los golpes y las caídas. Estos son una parte inevitable de la niñez, y aunque a veces sientas que te da un vuelco el corazón, trata de disfrutar viendo cómo tu bebé explora sus alrededores y descubre sus límites.

El refrenar tu deseo innato de proteger a tu bebé le permite a él crecer y aprender por sí mismo. Sin embargo, haz todo lo posible por que tu casa sea segura. Una buena forma de hacerlo es bajarte a su nivel y andar a gatas para encontrar las posibles zonas de peligro. Por ejemplo, asegura los objetos frágiles para que no se vuelquen o se caigan, y mantén los muebles inestables en habitaciones que no use mucho tu bebé.

Este es un buen momento para poner las cortinas y los cordones de las persianas fuera de su alcance, cubrir las esquinas puntiagudas de la mesita de la sala y otras mesas, instalar seguros en las tapas de los excusados, mover las plantas caseras peligrosas a lugares más altos, guardar los artículos para la limpieza y las medicinas con llave o con seguros especiales en lugares que no alcance el bebé, cubrir los enchufes o tomas de corriente eléctrica y colocar rejas protectoras en la parte de arriba y en la parte de abajo de las escaleras para evitar el acceso a ellas.

Recuerda, tu bebé es un individuo

Todos los bebés son únicos y se desarrollan a su propio ritmo. Las pautas de desarrollo simplemente muestran lo que tu bebé puede lograr, si no ahora, pronto. Si tu bebé fue prematuro, ten presente que los niños que nacen antes de término por lo general necesitan un poco más de tiempo para llegar a ciertas etapas de desarrollo. Si tienes alguna pregunta respecto al desarrollo de tu bebé, consulta con tu doctor.

Desde | B.C

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás