lunes, 17 de agosto de 2009

Calendario del embarazo: Semana 33


El desarrollo de tu bebé

Durante estas últimas semanas antes del parto, los miles de millones de neuronas del cerebro del bebé lo están ayudando a aprender sobre el ambiente dentro del útero. Tu bebé puede oír, sentir y hasta ver algo. Los ojos del bebé pueden detectar la luz y las pupilas se pueden contraer o dilatar como respuesta a la luz. Al igual que un recién nacido, tu bebé duerme la mayor parte del tiempo e incluso experimenta la etapa de movimiento rápido de los ojos (REM por su sigla en inglés). Ésta es la etapa del sueño durante la cual tenemos los sueños más vívidos.

Gracias al peso que ha subido en las últimas semanas, está perdiendo ese aspecto arrugadito que tenía hasta ahora. La mayoría de los huesos se están endureciendo, aunque los de la cabecita todavía están muy blandos; de hecho, son huesos separados que tienen espacios entre ellos. Esta flexibilidad en los huesos de la cabecita permite que se compriman para pasar por el canal vaginal. La presión es a veces tan intensa durante el nacimiento que algunos bebés nacen con la cabeza en forma de cono. Pero no te preocupes porque esto es totalmente normal y no les hace ningún daño. Además es temporal, porque en poco tiempo tienen un aspecto normal. A pesar de esto, los huesos de la cabeza no estarán completamente unidos hasta que el bebé tenga entre 9 y 18 meses.

Los pulmones del bebé ya casi están completamente formados. La grasa continuará depositándose en el cuerpo del bebé para protegerlo y abrigarlo. Los bebés aumentan considerablemente de peso en las últimas semanas antes del nacimiento.

Esta semana tu bebé pesa tanto como una piña, casi 2 kilos y mide 43,6 centímetros desde la cabecita hasta los talones.

Tu cuerpo

Puesto que faltan tan sólo 2 meses para el parto, es posible que ya estés pensando cómo soportar el dolor durante el nacimiento del bebé. Entre las muchas cosas que debe aprender, interiorízate de las técnicas más comunes de control del dolor. Éstas incluyen técnicas de respiración, como las que se enseñan en los cursos de Lamaze; medicamentos para aliviar el dolor, que se dan a través de inyecciones, y la anestesia peridural, que consiste en que los médicos colocan un catéter muy delgado y blando en la parte lumbar de tu columna. Elijas lo que elijas, cuanto más sepas sobre el tema, más informada será su decisión. Si bien todavía no tienes que tomar ninguna decisión, habla con tu médico ahora para saber cuáles son tus opciones.

Desde | K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás