martes, 4 de agosto de 2009

La luna influye en el parto?: SI


La influencia de la luna en el parto es una creencia muy ampliamente extendida. Una matrona habla sobre cómo influyen las fases de la luna a la hora de dar a luz.

La luna y sus fases influyen en los partos. Observando los cambios en las fases de la luna y analizando su influencia en cerca de 7500 partos, se concluye que la luna influye en el parto. En la fase de luna menguante, se encuentran más bolsas rotas con líquido amniótico teñido. En la fase de luna menguante nueva se producen más partos espontáneos y en la fase lunar creciente-llena, se observan más inducciones con dilataciones lentas, expulsivos distócicos, más alumbramientos manuales, amenazas de partos prematuros y más cesáreas.

La matrona, Lina Abellán Martínez, ha elaborado un artículo en el que explica detalladamente cómo influye la luna en el parto.

¿Quién no se ha parado en alguna ocasión a observar la luna y ha dejado volar su imaginación, motivado por su encanto? Algunas culturas adoraban a la luna como si de un Dios se tratara. Y es que la luna influye directamente sobre la tierra, los océanos y todos sus pobladores. En la huerta, los labradores seguían sus fases con mucha atención, y consultaban El Calendario Zaragozano de Don Mariano Castillo y Ocsiero, que trataba de meteorología, ferias y mercados, junto con el santoral, para planificar sus tareas (sembrar y recolectar) según la fase lunar. Y, en sus granjas, lo tenían en cuenta para la reproducción de sus animales.

Isaac Newton demostró que la fuerza de atracción gravitatoria depende de las masas de los cuerpos y de la distancia que los separa. La fuerza que ejerce el sol y la luna sobre las masas de agua en la Tierra provoca una oscilación rítmica de éstas, que se llaman mareas (ascenso y descenso periódico de las aguas oceánicas).
Más partos espontáneos en luna menguante-nueva

• Pero la luna también ejerce su influencia sobre las personas, ya que el agua es el componente principal del cuerpo humano, constituyendo el 65 por ciento de su peso.

Basándonos en la fuerza centrífuga de la Tierra, más la gravitatoria de la luna, y analizando una muestra de 7.368 partos, observamos cambios según la fase lunar:

• En la fase de luna menguante, se encuentran más bolsas rotas con líquido amniótico teñido.

• En la fase de luna menguante-nueva, se producen más partos espontáneos.

• En la fase de luna creciente-llena, se observan más inducciones con dilataciones lentas, expulsivos distócicos, más alumbramientos manuales, amenazas de parto prematuro y más cesáreas.

Por supuesto, hay partos en todas las fases lunares, pero es cierto que se produce una alteración en un tanto por ciento de esos partos según la fase lunar que haya en ese período en cuestión. Por ejemplo, en la unidad de monitores, donde trabajo, llama la atención la ausencia de gestantes en la fase menguante-nueva, porque han dado a luz justo en esos días.

Se han hecho muchos estudios al respecto, incluso de cómo la luna puede influir en el carácter de las personas. Yo, personalmente, baso mis conclusiones en la experiencia, tras pasar ocho años de noches en Urgencias de Maternal y muchos otros en el paritorio, donde se producen más de siete mil partos anuales.

Desde | Mi bb y yo

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás