jueves, 17 de septiembre de 2009

Embarazo anembrionado


El embarazo anembrionado se refiere a una situación clínica en la que hay un embarazo intrauterino pero no se desarrolla normalmente; de hecho, solo se observa un saco gestacional vacío sin señales de un embrión en su interior.

Fisiopatología

Las causas del embarazo anembrionado son generalmente las mismas que ocasionan un aborto espontáneo o el fracaso temprano del embarazo. Las causas incluyen fundamentalmente anormalidades cromosómicas y anomalías embrionarias de índole genética, infecciosa o congénita que impiden el adecuado desarrollo embrionario. En pocas palabras se supone que el embrión comienza a desarrollarse pero se detiene debido a sus alteraciones antes de que se pueda ver por ecografía; el embrión detiene su desarrollo antes de alcanzar 1mm y por lo tanto nunca lo vemos y asignamos el nombre de anembrionado

Evolución natural del embarazo anembrionado

El producto de la concepción humana produce un huevo con dos masas celulares, una interna y una externa; una vez ocurrida la implantación la masa externa genera la placenta y los tejidos extrafetales mientras que la masa interna se va diferenciando en el embrión y los órganos que lo componen. De existir u ocurrir algún problema embrionario su desarrollo se detiene pero es posible que los tejidos placentarios continúen desarrollándose y manteniendo la sintomatología del embarazo aun cuando no haya un embarazo como tal debido a la ausencia de un bebé. Tarde o temprano, usualmente antes de la semana 10-12, se produce un sangrado genital o amenaza de aborto que usualmente conduce a un aborto activo debido a que la ausencia de embrión/feto impide que el tejido placentario siga desarrollándose.

Frecuencia

En embarazos clínicamente reconocidos, el aborto espontáneo ocurre con frecuencias mayores del 15%. De todos los abortos, el embarazo anembrionado quizás ocupe alrededor del 10-50% de los casos. Anteriormente este tipo de diagnóstico era difícil de hacer pero con el advenimiento de la Sonografía transvaginal y las pruebas de embarazo ultrasensibles gran parte de los embarazos anembrionados se diagnostican antes de que ocurra una pérdida espontánea

Edad materna: La frecuencia de abortos y trastornos del embarazo aumentan con la edad y se nota un incremento apreciable de abortos, problemas congénitos y trastornos cromosómicos en productos de la concepción de mujeres mayores de 40 años.

Tratamiento

Existen varias modalidades terapéuticas ante el diagnostico de un embarazo anembrionado:

1.Tratamiento conservador: si se sigue este esquema no aplicamos ningún tratamiento y solo esperamos a que ocurra una pérdida espontánea. Una vez presentada la clínica de sangrado practicamos un estudio ecográfico para verificar la total expulsión del tejido placentario. Si hay remanentes podemos utilizar algunos medicamentos que faciliten la expulsión del tejido remanente o practicamos un legrado o curetaje uterino bajo anestesia

2.Tratamiento médico: se refiere al uso de medicamentos siguiendo esquemas bien detallados cuya finalidad es producir cambios en el cuello del útero y contracciones uterinas que permitan la expulsión de las membranas ovulares (tejidos placentarios). Si este método falla (alrededor del 15% de los casos) practicamos un legrado uterino

3.Tratamiento quirúrgico: una vez presentadas las opciones anteriores y aceptada la decisión de la madre podemos practicar un legrado o curetaje uterino (con instrumental o por succión) para evacuar activamente el contenido uterino. La ventaja del procedimiento quirúrgico radica en que se realiza de manera inmediata y la paciente sabe que el problema ha sido resuelto y el efecto psicológico de la expectativa de la pérdida queda anulado.

En la actualidad favorecemos mucho los métodos conservador y médico para evitar lesiones innecesarias a la cavidad uterina a la vez que le ahorramos a la paciente el gasto económico de un procedimiento quirúrgico; el único problema de este enfoque es que hay que informar muy bien a la paciente sobre el mecanismo de expulsión y el tiempo que puede ser necesario para que ocurra y además, luchar contra el paradigma tradicional de aborto=curetaje que aun se mantiene firme en nuestro medio, tanto por parte de los médicos como de las pacientes.

En conclusión: ofrecemos a la paciente los métodos disponibles, sugerimos los conservadores pero aceptamos como última palabra su decisión. La mayor parte de las pacientes, sin embargo, favorece el método quirúrgico debido a que representa la manera mas expedita de cerrar un capítulo y comenzar con una nueva busqueda de un bebé

Futuro reproductivo: el potencial reproductivo y de embarazos que lleguen a feliz término es excelente; de hecho, comparable al de mujeres de características similares sin el antecedente de un embarazo anembrionado. Este tipo de embarazos es solo una variante del aborto común y como tal se comporta igual que este último: sin implicaciones reproductivas futuras.

Solo si se presenta de manera repetitiva (3 o más abortos, anembrionados o no) el pronóstico cambia y se reserva en base de las condiciones que pudieran dar origen a la pérdida temprana y recurrente del embarazo (aborto habitual)

Desde | Materno Fetal

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás