martes, 8 de septiembre de 2009

Sangrado vaginal en el embarazo


Es cualquier derrame de sangre por la vagina durante el período comprendido desde el momento de la concepción hasta la conclusión del embarazo

Aproximadamente la 3ª parte de las embarazadas presentan algún tipo de sangrado vaginal durante el primer trimestre del embarazo y este número disminuye a un 10% en el ultimo trimestre.

A pesar de que el sangrado es preocupante, puede o no ser una complicación seria. El momento del embarazo en el que se produce el sangrado, la cantidady la presencia o ausencia de dolor pueden variar según la causa.

Síntomas:

La embarazada puede presentar sangrado vaginal o simplemente manchado cono sin cólicos, dolor de espalda o dolores de parto. El sangrado puede ir desde abundante y de color rojo brillante a muy pequeña cantidad de color oscuro y en coágulos.

Causas comunes en el primer trimestre del embarazo:

1. Cambios hormonales.
2. Implantación de la placenta en el útero. Usted puede presentar un sangrado muy ligero en el momento de la implantación del óvulo fecundado en el útero. Esto sucede posiblemente en el día 11 o 12 después de la fertilización (más o menos cuando usted se da cuenta de que no llegó la menstruación) y no se sabe la causa exacta. El sangrado es muy ligero y dura solamente un día o dos. No todas las embarazadas presentan este tipo de sangrado.

Este tipo de sangrados generalmente son de poca cantidad y no tienen repercusión.

Otras causas

3. Infecciones: El sangrado también puede ser causado por problemas ajenos al embarazo. Una infección vaginal (como puede ser una infección por hongos o una vaginosis bacterial) o una enfermedad de transmisión sexual (como una tricomoniasis, gonorrea, clamidia o herpes) pueden irritar o inflamar el cuello del útero lo que lo hace susceptible a que sangre después de las relaciones sexuales o de una exploración ginecológica. El cuello uterino también sangra cuando hay un pólipo cervical (tumor benigno).
4. Aborto espontáneo. El sangrado puede ser un signo temprano de aborto o de un embarazo ectópico, sobre todo si viene acompañado de dolor abdominal y cólico. Cerca de un 25% de las embarazadas presentan este sangrado temprano y la mitad de ellas aborta. Pero si usted tiene un ultrasonido que muestra el corazón latiendo del bebé (entre las 7 y las 11 semanas), sus probabilidades de continuar el embarazo y de llevarlo a término son más del 90%.
5. El embarazo ectópico (el huevo se implanta en la trompa de Falopio y no en el útero), también puede generar un sangrado vaginal, pero en este tipo de embarazos hay dolor tipo cólico constante y es necesario acudir al médico de inmediato para prevenir la ruptura de la trompa.
6. El embarazo llamado Molar o Molahidratiforme. En este tipo de embarazos no hay óvulo fertilizado y la placenta no se forma adecuadamente.
7. Deficiencia en la producción de progesterona. Esta hormona es la que sostiene el embarazo y su falta puede provocar un aborto.
8. Causa desconocida

Todo episodio de sangrado vaginal en cualquier momento del embarazo se debe notificar siempre al médico.

El sangrado que se presenta a la mitad o al final del embarazo puede ser causado por:

1. Un cuello uterino sensible que sangra por el trauma causado por las relaciones sexuales o por un examen ginecológico.
2. Enfermedades vaginales o en el cuello de la matriz La embarazada puede infectarse en cualquier momento del embarazo.
3. Implantación anormal de la placenta (cuando esta se ha implantado muy abajo ocluyendo parcial o totalmente el cuello del útero. El síntoma más común es el sangrado vaginal.
4. Abruptio placentae: desprendimiento total o parcial de la placenta. La cantidad de sangre depende de cuánta placenta se ha desprendido.
5. Parto pretérmino o prematuro: parto que se presenta entre las semanas 20 y 37 de embarazo.
6. El trabajo de parto temprano a veces está acompañado por un sangrado menor (signo de sangre).

Los sangrados en la 2ª mitad del embarazo pueden ser graves para la madre e incluso ocasionar la muerte del bebé por lo que se debe avisar de inmediato a su médico y acudir al servicio de emergencia.

Diagnóstico

El médico le hará preguntas muy específicas durante la visita. Trate de ser lo más precisa posible, debido a que diversos tipos de sangrado pueden indicar complicaciones diferentes El médico dará el tratamiento de acuerdo con el diagnóstico.

Es importante que sepa:

* ¿Cuánto tiempo de embarazo tiene?
* Color y cantidad del sangrado.
* ¿Tiene olor?
* Si se presentó espontáneamente o acompañado de cólicos.
* ¿Presenta dolor abdominal, debilidad o fatiga aumentada?
* Si es constante o intermitente.
* Si se presentó después de alguna actividad física o de una caída.
* Si hay otros síntomas como puede ser fiebre, náusea, diarrea, desmayos etc.
* ¿Disminuye el sangrado cuando descansa?
* ¿Hay cambios en la micción de orina o en las evacuaciones?

Es probable que el médico considere oportuno hospitalizarla para practicar algunos estudios:

* Ultrasonido
* Análisis de sangre
* Frotis de Papanicolau
* Cultivos de frotis del cuello para determinar infecciones.
* que le ayuden a elaborar un diagnóstico preciso y así llegar al tratamiento adecuado para cada caso: desde reposo absoluto a inducción del parto si se considera que el bebé ya es viable y el riesgo de continuar con el embarazo es mayor tanto para él como para la madre.

Tratamiento:

Cualquier sangrado debe ser evaluado por el médico. Si hay amenaza de aborto, siga estrictamente las órdenes del médico. No todos los sangrados vaginales requieren tratamiento.

El sangrado a comienzos del embarazo simplemente necesita reposo en cama para estabilizar el embarazo. Es posible que el médico también le aconseje tomarse unos días libres del trabajo, no estar de pie por mucho tiempo y abstenerse de tener relaciones sexuales.

Si hay aborto, podría seguir sangrando durante 10 días. Evite el uso de tampones al menos 1 mes después del aborto y espere cuando menos 3 ó 4 ciclos menstruales antes de volver a embarazarse.

Para un sangrado vaginal causado por placenta previa, el médico la hospitalizará inmediatamente y si el sangrado persiste y el bebé ya es viable, se recomienda una cesárea.

Para el sangrado causado por un embarazo ectópico, será necesario una cirugía que extraiga el óvulo mal implantado y que controle el sangrado interno.

La infección vaginal o del cuello del útero se trata con antibióticos que sean seguros para el bebé en desarrollo.

Se recomienda no consumir ningún tipo de medicamentos sin previa autorización médica, evitar las relaciones sexuales hasta cuando se conozcan las causas e ingerir sólo líquidos si el sangrado y los cólicos son severos.

Comúnmente, el descanso en cama es suficiente para estabilizar el embarazo. Si el sangrado es fuerte, es posible que la hospitalicen y le administren medicamentos para el dolor.

Prevención:

El cuidado prenatal ayudará a descubrir los posibles riesgos que podría haber en el embarazo. La prevención depende de la causa. Tomar una dieta balanceada, rica en folatos, puede prevenir abortos causados por problemas genéticos. Evitar el cigarro desde antes de embarazarse, las drogas y cualquier tipo de trauma, puede evitar el desprendimiento de placenta. Practicar sexo seguro puede ayudar a prevenir las enfermedades de transmisión sexual. Estas son una causa común de embarazo ectópico.

Desde | Infogen

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás