miércoles, 7 de octubre de 2009

Cual formula elegir si no puedes amamantar


Bebe Espacio ROBA información de www.mamasybebesblog.blogspot.com

En algunas ocasiones, la lactancia materna no es posible por motivos naturales ó personales de la mamá. En esos casos, el pediatra de tu bebe te indicará la leche de formula que deberas darle a tu bebe.

Es fácil sentirse abrumada en el supermercado frente a la enorme variedad de fórmulas disponibles. Elegir la mejor alimentación para tu bebé es una decisión muy importante, y hay mucho para escoger. Al elegir la fórmula, considera en qué forma viene (lista para tomarse, concentrada o en polvo), el tipo de proteínas que utiliza (la fórmula basada en leche de vaca es la más popular, pero existen otras opciones), y qué otros ingredientes están incluidos (como DHA y hierro).

Esto es lo que necesitas saber:

Formas físicas de la leche de fórmula

Las fórmulas vienen en tres formas básicas: listas para tomar, concentradas y en polvo.

Fórmula lista para usarse
: esta es sin duda la más conveniente porque no hay que mezclarla ni medirla, sólo la abres y la sirves. Es higiénica y muy práctica, sobre todo en circunstancias en las que quizás no tengas acceso a agua potable segura. También es una buena opción si tu bebé nació con muy poco peso o su sistema inmunológico es delicado, porque es estéril. Pero para uso diario, la conveniencia de la fórmula lista para usarse tiene su precio: cuesta aproximadamente 25% más por onza que la fórmula en polvo. Los envases también ocupan más espacio en tu despensa y en el basurero, a menos que puedas reciclar todas las latas o botellas. Una vez que está abierta, la fórmula lista para usarse dura poco tiempo en buenas condiciones: debe usarse antes de 48 horas. También, debido a que su color es más oscuro que el de la fórmula en polvo, muchas mamás se quejan de que mancha más fácilmente la ropa.

Fórmula líquida concentrada: requiere que mezcles partes iguales de agua y de fórmula, así que lee cuidadosamente las instrucciones que vienen en el envase. Comparada con la fórmula lista para usarse, la fórmula líquida concentrada es más económica y ocupa menos espacio. Comparada con la fórmula en polvo, es un poco más fácil de preparar, pero más cara.

Fórmula en polvo
: es la más económica y la mejor para el medio ambiente. Ocupa menos espacio que ninguna otra en tu despensa y en tu bote de basura. Lleva más tiempo preparar la fórmula en polvo que cualquier otra y debes seguir las instrucciones exactamente, pero dura nueve meses sin echarse a perder una vez abierta. Además, puedes mezclar la cantidad exacta cuando la necesites — tanta o tan poca como quieras — lo cual es particularmente útil si estás amamantando a tu bebé y sólo necesitas suplementar con una botella de vez en cuando.


Tipos de fórmula

Hay una fórmula que satisface las necesidades de cada bebé.

Fórmula basada en leche de vaca: La mayoría de las fórmulas disponibles en la actualidad contienen leche de vaca como ingrediente principal. Las proteínas de la leche se alteran considerablemente para hacerla más fácil de digerir, porque tu bebé no estará listo para digerir leche de vaca normal hasta después de su primer cumpleaños.

Fórmula basada en soya: Si eres vegana, o si a tu bebé le es difícil digerir las proteínas de la leche de vaca, el doctor podría sugerir una fórmula hecha a base de soya. Éstas están hechas con una proteína vegetal que, como las proteínas de la leche de vaca, es modificada para que los bebés puedan digerirla fácilmente. También sería bueno que hablaras con el pediatra respecto a probar la fórmula basada en soya si tu bebé tiene cólico. No hay evidencias concluyentes sobre su eficacia para disminuir el cólico, pero algunas investigaciones sugieren que vale la pena probarla.

Fórmula sin lactosa: Si tu bebé tiene intolerancia a la lactosa o no puede digerir lactosa, que es el azúcar que contiene naturalmente la leche, su doctor recomendará que tome una fórmula en la que la lactosa se reemplaza con un azúcar diferente, como miel de maíz.

Fórmula exhaustivamente hidrolizada: En este tipo de fórmula, las proteínas se descomponen en partículas más pequeñas que son más fáciles de digerir que las moléculas más grandes de proteínas. Tu bebé podría necesitar una fórmula hidrolizada si tiene alergias, o si tiene dificultades para absorber nutrientes. Su doctor también podría sugerir que pruebes una fórmula hidrolizada si tu bebé tiene cólico.

Fórmula para bebés prematuros y de bajo peso al nacer: Estas fórmulas a menudo contienen más calorías y proteínas, así como un tipo de grasa que se absorbe más fácilmente llamada triglicéridos de cadena mediana.

Fortificador de leche materna: Este producto se usa para enriquecer la nutrición de los bebés amamantados que tienen necesidades especiales. Algunos fueron diseñados para mezclarse con la leche materna y otros pueden también alternarse con ella.

Fórmulas metabólicas: Si tu bebé tiene una enfermedad que requiere una alimentación muy especializada, podría necesitar una de estas fórmulas desarrolladas especialmente para esos casos.

Nota: Ten en cuenta también la preocupación que existe respecto a una sustancia química llamada bisfenol A (BPA) que contienen las latas y los biberones. La fórmula en polvo se considera una opción más segura, porque contiene mucho menos BPA.

Desde | Babycenter Mexico

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás