viernes, 11 de diciembre de 2009

Los problemas de las madres que trabajan


Cumplir con el trabajo y además ser una buena madre, no es una tarea sencilla. Si estás por tomar la decisión de volver a trabajar, tal vez te interese saber los obstáculos que pueden presentarse. Si ya estás en la rueda, quizá te ayude saber la solución que te proponen los expertos.

Problema: Me vuelvo loca manejando desde la oficina las actividades extra-escolares de mi hijo y “monitoreando” que haga los deberes. Para Maria Bailey, fundadora de BlueSuitMom.com, el sitio de Internet premiado por las mujeres ejecutivas, ese es uno de los principales inconvenientes que enfrentan las mujeres que trabajan.
Solución: Sin duda resulta estresante estar en la oficina con la mente puesta en la casa pensando si habrá hecho las tareas, si habrá llegado de la clase de arte, etc. Por eso, en primer lugar, acude a la tecnología y pídele a tu hijo que te envíe un mensaje de texto o e-mail apenas haya regresado. El segundo paso está en la organización: siéntate con tu hijo y organicen una agenda que especifique absolutamente todo. Tiempo para la merienda, tiempo para ver televisión y tiempo para hacer la tarea. No dejes todo librado a “su” azar. Para que le sea más fácil, pega la agenda en la heladera y en su escritorio. Cuando llegues a la noche, tú sólo deberás controlar que ya estén hechos los deberes.

Problema: Me siento culpable por ausentarme y entonces quiero hacerlo todo…¡y no puedo!
Solución: “Es muy importante para las madres que trabajan reconocer sus limitaciones, no intentar “hacerlo todo” y delegar responsabilidades cuando les sea posible”, expresó Lolita Carrico, de Modernmom.com. Un caso típico que produce mucha angustia a las madres son las reuniones de padres o actos escolares. Por supuesto que los niños querrían que las madres vayan a todas las reuniones y se queden hasta el final, pero si no puedes, habla con ellos y explícales la verdad: si sólo estarás media hora, díselo y salúdalo antes de irte. Si no puedes asistir a todos los actos, selecciona los que son verdaderamente importantes para tu hijo: por ejemplo, si va a actuar en una obra o si le van a dar un diploma.

Problema: ¡No tengo tiempo para mí!
Solución: Es vital dedicarse algo de tiempo. Tal vez para relajarse con un baño de inmersión, tomar un café con tus amigas, asistir a una clase de yoga o hacer cualquier cosa que disfrutes. Una mamá feliz y completa es esencial para una familia feliz. Intenta hacerlo en forma sistemática, aún cuando sientas que no lo necesitas. De a poco irás creando tus espacios, a los que acudirás cada vez que te sientas saturada.

Problema: Encontrar tiempo para ofrecerse de voluntaria en la escuela
Solución: El problema de colaborar con la escuela de tu hijo es otro de los problemas que observa Maria Bailey, de bluesuitmom.com. Si trabajas todo el día, te será prácticamente imposible asistir de voluntaria a alguna actividad escolar. Pero tal vez puedas ofrecerte a colaborar con alguna tarea manual que puedas hacer en tu casa a la noche o el fin de semana. Si están preparando una obra de teatro, quizá puedas ocuparte de la escenografía o los disfraces. A tu hijo le fascinará verte colaborar y a ti no te traerá problemas con tu jefe.

Problema: Necesito ingresar dinero a mi hogar pero no quiero rehusar el hecho de estar con mis niños
Solución: Trabajar en tu casa puede ser la solución para ti. Como lo fue para Liz Folger, fundadora de Bizymoms.com y autora del libro “La guía para hacer dinero desde casa de las madres que trabajan en sus hogares”. “De esta manera, mis hijas saben cómo me gano mi dinero, aprenden cómo funciona mi negocio, a la vez que puedo llevarlas y buscarlas de la escuela”, relató la empresaria.

Desde | Univision

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás