viernes, 11 de diciembre de 2009

Los problemas de las madres que no trabajan


Ser una madre de tiempo completo no es ninguna panacea. Aunque los conflictos que aparecen son distintos a los de las madres que trabajan, el estar todo el día con los chicos puede también producir estrés o depresión. A continuación, los problemas más comunes y algunas soluciones.

Problema: Tengo muy poca interacción con otros adultos. Excepto el pediatra de mi hijo, ¡sólo hablo con otras madres!
Solución: Hablar de pañales, colitas brotadas y marcas de biberón son, muchas veces, los temas obligados de muchas madres. El problema se origina cuando “el mundo” gira alrededor de estos asuntos. Por eso, nada mejor que abrir el espectro y conectarse con otros adultos pero….a través de temas de adultos. ¿Cómo? Inscribiéndote en algún curso que te interese, saliendo a caminar con algunas amigas o, aunque sea, moviendo los dedos del control remoto y cambiando los canales infantiles para ver alguna película, serie o programa para adultos! No olvides nunca que además de madre, eres mujer.

Problema: Tener un sentimiento de competencia permanente con las madres que trabajan
Solución: La profesora del Marymount Manhattan College, Susan Shapiro Barash, considera que hay una verdadera guerra entre madres que trabajan y madres que se quedan en casa. “Y esto se convierte en una competición insalubre donde nadie gana”, especificó. “La competencia a veces se traslada a las cuestiones de los chicos, como si fuera el resultado de sus elecciones como madres. ¿El resultado? Ambos, los chicos y las madres, sufren. Con el riesgo de que los hijos se acostumbren a la competencia y las madres vivan permanentemente en una pelea de una en contra de la otra”. ¿No habrá llegado la hora de hacer las paces? Si lees con atención esta nota, advertirás que las madres que trabajan se enfrentan con una gran cantidad de problemas, al igual que las que no lo hacen. ¿No sería mejor intercambiar experiencias para extraer lo bueno de cada realidad?

Problema: ¡Desde que me dedico a mis hijos, engordé!
Solución: Estar más tiempo en casa hace más difícil seguir la dieta. Muchas mujeres suben de peso cuando dejan de trabajar. Y aquí hay que tener mucho cuidado: porque al verte más gorda y estar todo el día en tu casa, podrías empezar a aislarte y eso no es bueno. Por lo que a partir de mañana, si los chicos dejan un postre, ¡tíralo a la basura o guárdalo en la nevera! Cuando estén jugando en su cuarto, ¡pon alguna clase de gimnasia por la televisión y tómala! ¡Tus hijos se enorgullecerán de tener una mamá linda!

Problema: ¡Me siento incompleta!
Solución: La Dra. Deirdre Johnston, del Hope Collage ha comprobado a través de una investigación que una madre es más efectiva si se siente completa. Y esto, no sólo es válido en el caso de las madres que no trabajan sino también en el caso de las madres que trabajan. “Para algunas mujeres, quedarse en la casa todo el día con los chicos resulta algo verdaderamente estresante o les crea un gran resentimiento. Estas mujeres son mejores madres si pueden dedicar una parte del tiempo a sus trabajos y luego regresar a dedicarse a sus hijos”, comentó.

Desde | Univision

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

4 Comentarios:

Thoughts of a Mommy/Pensamientos de una Mama Dijo...

Esto es tan cierto. Cuando las mujeres que se convierten en madres a tiempo completo, tienen que prepararse para esta vida.

Gracias

Viviana y Sofia Dijo...

Asi es. Hayq eu saber a lo que una se enfrentara.

Actividad Teocratica Dijo...

Si trabajais porque trabajais, y si no trabajais porque no lo haceis, el caso es quejarse XD

Viviana y Sofia Dijo...

Jjajaajajaaaj propiedad del ser humano: quejoso ambulante XD

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás