martes, 15 de diciembre de 2009

Niños tardanos


La talla definitiva de cada persona se alcanza cuando termina completamente el crecimiento del esqueleto. Y el esqueleto no crece al mismo ritmo en todas las personas. Unas alcanzan la talla definitiva mas pronto y otras más tarde. De una forma simplificada se puede decir que hay tres patrones de maduración esquelética:

1) El que sigue la mayoría de los niños.
2) Un patrón rápido.
3) Un patrón lento.

Este último corresponde a los niños tardanos, y trata de reflejar que son niños normales, pero que crecen algo más tarde que la mayoría de los demás.

El nombre médico para los niños "tardanos" es "Retraso Constitucional del Crecimiento", y no representa una enfermedad, sino una forma peculiar de desarrollo.

Estos chicos suelen nacer con un peso y talla normales y, a partir de los 6-12 meses, enlentecen el ritmo de crecimiento, situándose en los valores más bajos de las gráficas de percentiles. Este enlentecimiento se debe a una maduración lenta del esqueleto, por lo que la edad ósea se va quedando atrasada respecto a la cronológica.
A los 4-5 años el retraso suele ser superior a 2 años. A partir de esa edad, los niños vuelven a crecer a un ritmo normal en paralelo al percentil 3. Aunque son niños bajos, la talla y velocidad de crecimiento son normales para la edad ósea.

Al llegar a los 12 ó 13 años no se produce la aceleración del crecimiento propia de la pubertad, ni se inicia la maduración sexual, ni avanza el desarrollo esquelético y la talla se vuelve a alejar claramente de los valores normales para la edad cronológica.

Finalmente, cuando la edad ósea es de 12 a 13 años en los niños y de 10 a 12 años en las niñas, lo que suele suceder entre los 16 y 19 años de edad, sobrevienen los cambios puberales y al final se alcanza, en la mayoría de los casos, una talla adulta normal.

Alrededor del 80% de estos niños suelen tener antecedentes de familiares con crecimiento similar.

En ocasiones, sobre todo en varones, la talla baja y el retraso en la aparición de los caracteres sexuales secundarios puede crear problemas graves de adaptación psicosocial, debido a una afectación de la autoestima. En algunos de estos casos, puede ser necesario realizar un tratamiento hormonal encaminado a acelerar el crecimiento.

Desde | Crecimiento

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás