viernes, 11 de diciembre de 2009

Trabajar o no trabajar? He ahi el dilema


Desde que la mujer pasó a ser parte de la fuerza laboral se discuten los efectos de su ausencia con los niños. Las que trabajan defienden, muchas veces escondiendo un complejo de culpa, la teoría de la calidad versus cantidad. Las amas de casa, no sin complejos de su parte por no contribuir a la economía del hogar, defienden su rol omnipresente con los hijos. Pero en realidad, ¿existe diferencia entre hijos de madres trabajadoras vs no trabajadoras? ¿Se puede decir que una opción es mejor que la otra?

Tiempo de calidad

Según una investigación de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil (Society for Research in Child Development), publicada por Blackwell Publishing, no hay diferencias sociales ni intelectuales entre los chicos con madres que trabajan y madres que no trabajan.

El estudio fue llevado a cabo por dos investigadoras de la Universidad de Texas en Austin, Aletha C. Huston, PhD, y Stacey Rosenkrantz Aronson, Phd, para testear las teorías que dicen que el tiempo que los niños pasan con sus madres es importante tanto para la relación entre ambos, como para el desarrollo de los niños.

Participaron 1053 familias en 10 ciudades de Estados Unidos, con chicos de 1 mes hasta 36 meses. Las conclusiones fueron alentadoras: “Trabajen o no trabajen, lo que logrará que una madre tenga una relación positiva con su hijo y determinará la calidad del ambiente de la casa será la cantidad de tiempo concreto que las madres compartan con sus hijos”.

Asimismo, demostraron que estar todo el tiempo con los chicos no es sinónimo de estar dedicadas a ellos todo el día. Mientras que las madres que trabajan, intentan recuperar el tiempo perdido, dedicándose menos a las tareas domésticas, paseos, actividades sociales y viajes.

Desde | Univision

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás