sábado, 9 de enero de 2010

Los recién nacidos reconocen a su madre por el aroma


La ciencia demostró que el olfato es clave en las primeras horas de vida.

Cuando nace un bebé, inevitablemente surge la búsqueda de parecidos físicos: “Tiene un aire al tío o al papá, se suele decir, y tal vez muy pronto se reconozca que “posee un aroma de familia”.

Curiosamente, diversas investigaciones demuestran que el recién nacido se deja guiar por su olfato para identificar a su mamá.

“A las pocas horas de vida, el niño reconoce el aroma de la leche de su madre. Sólo se da vuelta ante este olor y no con otro”, revela la doctora María Rosa García Medina, del Laboratorio de Investigaciones Sensoriales de la Universidad de Buenos Aires, como síntesis de diversos estudios internacionales.

Efecto Sedante

Más aún, diversos experimentos demuestran el efecto sedante en pequeños de tres a diez días de vida que produce al acercar a sus narices una prenda impregnada con el aroma del pecho de la madre. En cambio, continúan inquietos cuando la ropa pertenece a otra parturienta, según revela Richard Porter, del Departamento de Psicología y Desarrollo Humano de la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos.

“La mamá tarda un poco más en reconocer a su hijo por el olor”, indica la especialista García Medina, que también se desempeña en el Conicet. Un experimento, por ejemplo, reveló resultados sorprendentes: 42 flamantes madres divididas en grupos debían descubrir, por medio del aroma, cuál era la bata de sus propios hijos, entre cuatro prendas idénticas aunque de distintos niños. Las mujeres del primer grupo, a las cuales sólo se les permitió un contacto con sus bebés de apenas nueve minutos antes del test, no mostraron altos niveles de reconocimiento. Sin embargo, el 90% de aquellas que estuvieron entre 10 y 60 minutos a solas con sus recién nacidos respondieron correctamente. Las que pudieron estar con sus pequeños durante más de una hora antes de comenzar las pruebas no se equivocaron en ningún caso. “Probablemente - concluyeron los investigadores-, el stress que produce el contar con apenas nueve minutos para estar con sus hijos incidió en forma negativa en las madres.

En este corto período, el olor del hijo podría quedar enmascarado por otros aromas del ambiente hospitalario.”

Varias madres reconocieron también que el aroma seleccionado como el de su bebé se parecía al de otro miembro de la familia, por lo general, al de algún otro hijo.

Pero, ¿existe realmente un aroma de familia? La pregunta despertó la curiosidad de los científicos que, de inmediato, diseñaron otro experimento. Esta vez, personas elegidas al azar debían poner sus narices en remeras que habían sido vestidas por distintos chicos. El objetivo era hallar -aroma mediante- el parecido al de las prendas de las madres. Los aciertos superaron el nivel estadísticos. “Aunque no son idénticos, los olores pueden parecer similares entre familiares directos”, indica la especialista argentina.

Un perfume inconfundible

El olor de los bebes es característico. Pero, ¿que sucede cuando una madre encuentra un aroma atípico o inesperado en el hijo que acaba de dar a luz?.

El cuerpo humano es un compuesto de sustancias químicas que despiden olores. Esa combinación, de una manera u otra, puede alterar el aroma. Las variaciones orgánicas producidas por algunas enfermedades pueden ser percibidas a través del olfato. Tal es el caso de la fenilcetonuria, un mal que puede producir retraso mental de por vida si no es detectado a tiempo mediante un análisis de sangre. Los chicos que padecen esta enfermedad producen un aroma característico. “Entonces, las madres dicen oler en sus hijos algo extraño -continúa la investigadora. Es que, en realidad, perciben elementos que no les resultan familiares.” Se efectúan los análisis de rigor y se confirma la dolencia. Por supuesto, también queda demostrado que el olfato de una madre no se equivoca.

Desde | Gen Altruista

La nota fue extraida del link mencionado arriba. Si eres el autor, haz tu reclamo en ese link. Por ningun motivo modificaremos notas ya enviadas, salvo expreso olvido de link, de parte de este sitio

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás