miércoles, 3 de febrero de 2010

Hora de hacer la tarea


¿Por qué pasa esto tan a menudo? Tu dices “Es hora de hacer las tareas,” y tu niño dice, “No tengo tareas hoy.” No están solos si sienten estrés a la hora de las tareas escolares.

Es útil pensar en por qué los maestros asignan tareas. Éstas ayudan a los niños a aprender responsabilidad, y a desarrollar y practicar destrezas. Las tareas también son una buena manera de que los padres se involucren en la educación de sus hijos. Los maestros usan las tareas para evaluar las áreas fuertes y flojas de los estudiantes. Por esto es que los padres no deben hacer las tareas de sus hijos. Los niños se hacen más capaces cuando aprenden a seguir direcciones, y a planificar y completar las tareas.

He aquí unas estrategias que tu familia puede aprovechar

1. Convoquen una junta familiar para establecer acuerdos sobre las tareas. Involucre a los niños al sentar las reglas y los límites. Algunas preguntas a considerar son:
- ¿De quién prefiere cada niño recibir ayuda?
- ¿En qué entorno y habitación trabaja mejor cada niño?
- ¿Qué hora del día es mejor para cada niño?

2. Escriba los acuerdos, de manera que todos estén claros sobre la rutina para las tareas. Ésta puede modificarse en ocasiones especiales, pero manténgala lo más posible.

3. Para minimizar las distracciones, establezca un período tranquilo para todos en la familia. Si el televisor está prendido será más difícil concentrarse.

4. Si los niños tienen hambre se les hará difícil enfocarse. Ofrézcales una merienda sana.

5. Organice los útiles y téngalos a la mano. Puede poner en un cajón todo lo que necesitan.

6. Reconózcalos cuando sus niños progresan, “María, tu escritura está cada vez más clara. Buen trabajo.”

7. No critique o grite cuando los niños cometan errores. Si nota problemas recurrentes, pídales consejo a los maestros. Algunos niños deben ser evaluados sobre problemas de aprendizaje.

8. Preste atención a su nivel de estrés, y tenga paciencia. Todos están cansados tras un largo día de escuela y trabajo.

9. Los niños que se frustran fácilmente querrán hacer sus tareas cerca de usted. Ayúdeles a empezar, y luego retírese. Algunos niños requieren más ayuda que otros; respete sus distintos estilos de aprendizaje.

10. Si hay quejas frecuentes, fíjese si las tareas son demasiado difíciles. Mantenga las actividades divertidas, tales como el jugar con amistades o en la computadora para cuando hayan terminado las tareas; esto les ofrece un incentivo adicional para completarlas.

Si no puede ayudar a sus niños con las tareas escolares, no se avergüence. Anímeles, y consulte a los maestros, por si sus niños necesitan ayuda adicional.

Desde | Nuestros niños

La nota fue extraida del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás