viernes, 5 de febrero de 2010

Medicamentos antidepresivos retrasan la bajada de la leche


Los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) retrasarían la producción de leche materna después del parto, indicó un nuevo estudio.

Una encuesta a 431 embarazadas que tuvieron a sus bebés en un hospital estadounidense reveló que a siete de las ocho mujeres tratadas con ISRS no les bajó la leche a las 72 horas de haber tenido al bebé.

En este grupo, en promedio, la producción de leche demoró un día más que en el resto de las madres.

Los autores hallaron también que los ISRS afectaron el funcionamiento de células humanas obtenidas del tejido mamario y la producción de leche materna en ratones de laboratorio.

Luego del parto, las mujeres producen un precursor lácteo llamado colostro hasta la secreción plena. Si eso no sucede dentro de las 72 horas, existe una "activación demorada de la secreción", explican los investigadores.

Pero algunos bebés empiezan a deshidratarse y algunas madres preocupadas y frustradas suspenderían la lactancia, advirtió el doctor Nelson Horseman, profesor de fisiología molecular y celular de la University of Cincinnati, en Ohio.

De todos modos, Horseman aclaró que los resultados no deberían hacer que las embarazadas tratadas con ISRS suspendan los fármacos, como sertralina (Zoloft), paroxetina (Paxil) y fluoxetina (Prozac).

Un motivo es que los resultados surgen sólo de ocho pacientes y se necesitan estudios más grandes para confirmarlos. A los pacientes se les indica no suspender esos fármacos por su cuenta.

"Es evidente que las mujeres tratadas con esos fármacos no deben dejar de tomarlos sin hablar con el médico", dijo Horseman.

Pero agregó también que las embarazadas deben saber que el retraso de la lactancia es un "efecto secundario natural" de los ISRS.

Si tienen dudas, sostuvo, las embarazadas o las madres primerizas pueden pedirle ayuda al médico o a un especialista en lactancia en el hospital o clínica privada.

El estudio, publicado en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, es parte de un trabajo previo del mismo equipo sobre la importancia de la serotonina en la producción de leche materna.

Esa hormona regula el estado anímico y los ISRS tratan la depresión al aumentar su disponibilidad en el cerebro. En el tejido mamario, explicó Horseman, la serotonina inhibe la producción láctea, por lo tanto, los ISRS retrasarían la secreción de la leche materna.

El especialista dijo que los próximos estudios no sólo deberían ocuparse de los efectos de los ISRS en las etapas iniciales de la secreción de leche materna, sino también en sus potenciales efectos de largo plazo en la lactancia.

"Nos gustaría saber si existen cambios en el proceso de lactancia de las mujeres que comienzan a usar esos fármacos antes del inicio de la lactancia, como así también en la depresión posparto", concluyó.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraida del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás