miércoles, 5 de mayo de 2010

Polémica por los bancos de células madre


Expertos advirtieron sobre la "propaganda engañosa" y conductas "fraudulentas" en torno de su conservación.
Propaganda engañosa. Conducta fraudulenta.

Así es como una comisión de expertos convocada por el Ministerio de Ciencia ha calificado la propuesta de muchas de las empresas privadas que hoy en la Argentina ofrecen a las parejas en camino de ser padres la posibilidad de preservar las células madre de cordón umbilical de los recién nacidos a modo de "seguro biológico", capaz de ser utilizado en el futuro como tratamiento para enfermedades de diverso tipo.

"Muchas de las empresas privadas que gestionan comercialmente bancos de sangre de cordón no observan el citado deber [de informar correctamente] y realizan una propaganda engañosa, al exaltar las potencialidades curativas en varias enfermedades cuando todavía no existen evidencias clínicas para ello", señala el comunicado elaborado por la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa.

Esa comisión reúne a los mayores expertos de diversas disciplinas relacionadas con la investigación y el uso de células madre provenientes de instituciones como el Incucai, la Anmat, la UBA y el Instituto Leloir, entre otras. La declaración difundida ayer por este organismo asesor del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación busca dejar en claro qué es lo que realmente puede esperarse de la conservación de esas células, al mismo tiempo que advierte sobre la difusión de información engañosa con fines puramente comerciales.

"Hay que diferenciar bien la promesa de la realidad -dijo a LA NACION el doctor Fernando Pitossi, investigador del Conicet que integra la comisión-. La realidad es que las células de cordón tienen una actividad terapéutica similar a la de las células de médula ósea."

"Pueden ser utilizadas en el tratamiento de leucemias, linfomas, inmunodeficiencias, y en ciertas afecciones metabólicas o genéticas", precisó la doctora Ana del Pozo, directora del Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical, que funciona en el hospital Garrahan, e integrante de la comisión asesora.

Pero, advierte el comunicado: "Todo uso de células madre de la sangre de cordón umbilical que no sea el trasplante de médula ósea es experimental". Y como tal, no existen evidencias científicas que aseguren que esos tratamientos -que de realizarse se harían en el marco de un protocolo de investigación clínica- serán efectivos o seguros.

"Esta comisión entiende que no es ético pretender un beneficio económico sobre la base de una promesa de tratamiento para el futuro", afirma el comunicado. En la Argentina, existe casi una decena de empresas privadas que ofrecen la posibilidad de preservar las células de cordón a un costo que ronda los 1500 dólares la obtención y 100 dólares anuales para la conservación. En contraste, existe en el país un banco público de sangre de cordón que realiza en forma gratuita la obtención y conservación de las células, que pueden ser luego utilizadas por cualquier paciente del mundo que las necesite y para el que éstas resulten aptas.

Además, señaló Pitossi, existe una reglamentación del Incucai que establece que incluso las células que son almacenadas en un banco privado pueden ser requeridas en el caso de que aparezca un paciente que pueda beneficiarse con ellas.

No son un "seguro biológico"

"Almacenando esas células, las familias contratan un seguro biológico, ya que, como se sabe, las células madre poseen aplicaciones actuales y otras aplicaciones potenciales futuras muy valiosas", puede leerse hoy en la página web de una de las tantas compañías privadas que ofrecen el servicio en el país.

Sin embargo, según la doctora del Pozo , "No tiene ninguna validez hablar de un seguro biológico".

"Almacenarlas en forma privada, para uso personal o familiar no constituye ninguna garantía, ya que para una enfermedad particular puede no resultar apropiado utilizarlas, o pueden no ser adecuadas para otro miembro de la familia [por no ser compatibles, por ejemplo], o bien ante el eventual caso de que se las necesite, la cantidad de sangre del cordón umbilical guardada podría no ser suficiente o apta para el tratamiento indicado", precisó la comisión.

"Sólo se aconseja almacenar la sangre de un hijo cuando la familia posee otro niño que tiene o ha tenido una enfermedad que pudiera ser tratada con trasplante de médula ósea", afirma el comunicado.

Desde | La Nacion

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás