jueves, 1 de julio de 2010

Consecuencias de fumar cerca de los niños


Los niños en Estados Unidos pueden sentirse algo aliviados: un estudio publicado en Pediatrics reveló que, desde mediados de 1990, disminuyó la exposición infantil al humo de cigarrillo de segunda mano en el hogar.

Pero otros dos estudios en la misma revista demostraron que la exposición en los primeros años de vida provocaría problemas de conducta y de salud en el futuro.

La exposición al humo de cigarrillo de segunda mano causa problemas pulmonares, asma e infecciones del oído, además de favorecer el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Fumar en el embarazo está asociado con una gran cantidad de problemas psicológicos en los niños, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y la conducta antisocial.

En uno de los tres estudios, el equipo de Marie-Jo Brion, de la University of Bristol, en el Reino Unido, revisó dos investigaciones de largo plazo en Gran Bretaña y Brasil, que habían comenzado a principio de la década de 1990.

El 16 por ciento de las madres británicas dijeron que habían fumado en el embarazo, a diferencia del 29 por ciento de las brasileñas.

A los 4 años, los hijos de esas mujeres tenían niveles más altos de hiperactividad, problemas con sus pares y mala conducta, por ejemplo, hostigaban a sus compañeros, se copiaban y mentían. Sin embargo, no tenían más problemas emocionales.

Tras considerar la salud psicológica de los padres, el estatus socioeconómico y si el padre fumaba, sólo la mala conducta se mantuvo asociada hasta en un 82 por ciento con el tabaquismo materno.

Los resultados no prueban que la exposición al tabaco en el útero cause problemas de conducta directamente, pero sí que podría hacerlo.

Aunque la mujer no fume, estar cerca de fumadores afecta al niño por nacer, según un segundo estudio publicado en Pediatrics.

Un equipo de la Universidad de Hong Kong estudió a 6.800 niños en edad escolar cuyas madres no fumaban. Pero si sus padres fumaban todos los días, los chicos tendían a pesar alrededor de medio kilo más que los que no habían estado expuestos al humo de segunda mano durante la gestación o después de nacer.

El tercer estudio publicado reveló que cada vez menos niños están expuestos al humo de cigarrillo en el hogar.

El equipo de Gopal K. Singh, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, en Rockville, Maryland, halló que, en el 2007, unos 5,5 millones de niños estadounidenses, o el 7,6 por ciento, estaban expuestos al humo de cigarrillo en el hogar, mientras que en 1994 la cifra era del 35 por ciento.

"Esa fue una reducción bastante importante", dijo Singh. "Es un mensaje positivo porque las tasas de exposición disminuyeron", explicó.

Aun así, el equipo indicó que el 7,6 por ciento todavía es alto para la meta nacional del 2010, que es del 6 por ciento.

En su estudio, los niños de Hawái y las Islas del Pacífico tuvieron las tasas más bajas de exposición, mientras que los chicos afroamericanos registraron las más altas.

Los niños de los hogares más pobres y con padres de menor nivel educativo eran los que más riesgo tenían. Según Singh, la reducción de la exposición al humo de segunda mano en el hogar fue más lenta en esos grupos.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás