lunes, 13 de septiembre de 2010

Erupción cutánea en el embarazo


Durante el embarazo, los cambios en la piel son muy comunes. Muchos de estos cambios son normales y no deberían confundirse con enfermedades cutáneas. Los cambios hormonales, metabólicos e inmunológicos que tienen lugar durante el embarazo pueden producir alteraciones cutáneo-mucosas, pero también las mujeres embarazadas pueden sufrir enfermedades cutáneas no necesariamente provocadas por el embarazo.

¿Cuáles son los cambios en la piel más comunes durante el embarazo?

Los cambios en la piel más comunes en el embarazo son:

* Hiperpigmentación cutánea generalizada

* Melasma (máscara del embarazo): manchas marronáceas claramente definidas en la cara, sobre todo en los pómulos y la frente

* Oscurecimiento de los pezones y genitales externos

* Pigmentación mayor de los lunares existentes

* Línea nigra: una línea oscura que aparece sobre el abdomen

* Estrías gravidarum (estrías de embarazo): bandas rojizas que pueden aparecer sobre el abdomen durante el embarazo, que luego llegan a ser blancas, lisas y aplanadas.

* Nevi aranei (arañas vasculares): las venas de la piel pueden hacerse más vistosas; aparecen frecuentemente varices en las piernas.

* Hipertricosis: aumento del vello cutáneo.

¿Por qué se producen estos cambios en la piel durante el embarazo?

El embarazo ocasiona cambios en el nivel de hormonas de la sangre, principalmente un aumento de los estrógenos y de hormona estimulante de los melanocitos (MSH). Los melanocitos son las células de la piel cuya concentración determina su grado de pigmentación. El oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación) se debe, por tanto, al aumento de la MSH y a los cambios en las venas por el aumento de estrógenos. Las estrías gravidarum aparecen cuando el tejido elástico cutáneo se distiende en el abdomen.

¿Es este cambio de piel permanente o nocivo?

La mayoría de estos cambios desaparecen a los pocos meses de nacer el bebé, pero tienden a aparecer en embarazos posteriores. Las estrías gravidarum no desaparecen completamente, pero con el tiempo llegan a disimularse bastante.

Excepto en el aspecto estético de la mujer, estos cambios de la piel no suelen de ninguna manera dañar la salud de la madre, ni la del bebé.

Desde | NetDoctor

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás