viernes, 17 de septiembre de 2010

Una prueba podría detectar a las mujeres en alto riesgo de una complicación del embarazo


Las mujeres pueden ser vulnerables a aumentos repentinos y a veces peligrosos de la presión arterial durante el embarazo, como parte de una afección llamada preeclampsia. Ahora, los científicos afirman haber desarrollado un método de alta tecnología para predecir qué mujeres son más vulnerables a la preeclampsia al final del embarazo, mucho antes de que aparezcan los síntomas.

El método depende del llamado "perfil metabólico" para rastrear metabolitos característicos encontrados en el plasma sanguíneo. Los investigadores afirman que dichos cambios podrían ser indicadores claves del riesgo de preeclampsia.

En total, se identificaron catorce metabolitos objetivos para monitorizarlos durante las primeras etapas del embarazo, según informó un equipo internacional de investigadores en la edición de octubre de Hypertension.

Aunque se necesitan más estudios, este panel de marcadores biológicos puede servir como una guía precisa para determinar si las futuras madres tienen un riesgo significativo de desarrollar el trastorno a finales del embarazo, afirmaron los investigadores.

"Todo lo que sabemos sobre esta afección sugiere que las mujeres no se enferman ni presentan preeclampsia hasta el final del embarazo, pero la afección se origina en su inicio", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association la Dra. Louise C. Kenny, autora líder del estudio, y profesora de obstetricia y ginecología del Centro de Investigación Anu del Colegio Universitario de Cork (Irlanda). "Para desarrollar un tratamiento y estrategias de prevención eficaces, nuestra meta final, necesitamos poder iniciar el tratamiento a principios del embarazo. Necesitamos poder saber quién está en riesgo y quién no".

La preeclampsia, una afección potencialmente letal, se caracteriza por hipertensión además de grandes cantidades de proteína encontradas en la orina de la madre.

El trastorno "afecta a cinco por ciento de los embarazos y es una de las principales causas de mortalidad materna en todo el mundo. Es un grave síndrome relacionado con el embarazo, que causa que la presión arterial de la madre se eleve, y que puede incluso provocar convulsiones", señaló la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "El único tratamiento conocido es el parto. Debido al peligro para la madre, algunos de los partos podrían ser prematuros. Estos partos conducen a riesgos significativos de morbilidad y mortalidad para el feto", comentó Wu, quien no participó en la nueva investigación.

Aunque no se comprende del todo, el problema parece surgir de un defecto en el desarrollo de la placenta que ocurre al comienzo del embarazo pero que por lo general no es detectable hasta la segunda mitad de la gestación.

Por supuesto, detectar a las mujeres en mayor riesgo de preeclampsia al comienzo del embarazo sería útil. Al buscar una herramienta de evaluación preventiva viable, Kenny y colegas se enfocaron en unas 7,000 mujeres que participaban en un estudio internacional de primeros embarazos.

Primero, los autores evaluaron su panel de marcadores biológicos examinando a 60 de estas mujeres, todas madres primerizas sanas que se suponía que tendrían un riesgo reducido de preeclampsia, que desarrollaron la afección más adelante en el embarazo. Las mujeres, en su mayoría mujeres blancas de Nueva Zelanda de edad promedio de treinta años, se hicieron pruebas de sangre quince semanas luego de la concepción. Más tarde se encontró que todas tenían los catorce marcadores metabólicos característicos en las muestras de sangre tomadas al comienzo del embarazo. (Estas mujeres fueron emparejadas según edad, etnia e índice de masa corporal con un grupo de control de mujeres que habían tenido embarazos sin complicaciones).

Entonces, el equipo evaluó su método de diagnóstico de metabolitos en otro grupo de mujeres de Australia, que eran un poco más jóvenes y que presentaban una mayor diversidad étnica. Las mujeres que desarrollaron preeclampsia también se emparejaron con un grupo control de 40 mujeres con embarazos sanos. Se encontró que 39 de las mujeres que desarrollaron preeclampsia tenían los mismos 14 metabolitos.

Wu aplaudió la nueva investigación. "Con este conocimiento, una mejor vigilancia y más intervenciones podrían ayudar a mejorar los resultados para madre y bebé", afirmó.

La Dra. Arun Jeyabalan, profesora asistente del departamento de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción del Hospital de Mujeres Magee de la Universidad de Pittsburgh, concurrió en que "definitivamente, poder predecir el riesgo de preeclampsia temprano tiene un valor".

Desde | HealthDay News/HolaDoctor

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás