miércoles, 10 de noviembre de 2010

Una medida simple evitaría transmisión de HIV de madre a hijo


Un paquete codificado por colores con fármacos contra el virus y dibujos para “guiar” en el tratamiento incluso a mujeres sin alfabetización es la medida con que UNICEF espera finalmente terminar con la transmisión letal de las mamás a sus bebés.
El tratamiento para madres e hijos denominado “innovación para una generación libre de VIH” será distribuido a 30.000 embarazadas en Kenia, Camerún, Lesoto y Zambia desde este mes.

El sistema contiene todas las medicinas e instrucciones necesarias para proteger a una madre infectada y a su recién nacido, aún si la mujer nunca visita una clínica nuevamente hasta después de tener a su hijo, e incluso si no sabe leer.

“No necesitamos ningún avance científico o nueva tecnología para combatir este problema”, dijo Jimmy Kolker, jefe de VIH y sida del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

“Lo que necesitamos es una forma de dar poder a las mujeres para tomar el control de su propio cuidado”, añadió. La evidencia en los países desarrollados, donde prácticamente no hay transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida de madres a bebés, muestra que ya existen todos los fármacos y el conocimiento médico para controlar el llamado “contagio vertical” a nivel mundial.

La mayor barrera que impide eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo en los países más pobres, una meta que Naciones Unidas ha dicho que quiere alcanzar para el 2015, es la logística de llevar los medicamentos correctos a las personas adecuadas y en el momento preciso.

“En el mundo desarrollado hay actualmente muy pocos bebés que nacen siendo VIH positivo, pero en África aún nacen más de 1.000 (niños infectados) por día“, dijo Kolker a Reuters durante una entrevista. Más del 50 por ciento de las mujeres con VIH en Africa subsahariana en el 2008 no recibió los medicamentos necesarios para prevenir el contagio del virus a sus hijos, según datos de ONUSIDA.

La Organización Mundial de la Salud estima que unos 430.000 niños se infectaron con VIH en el 2008, la amplia mayoría por transmisión vertical, o de madre a hijo. Con todo, este tipo de contagio de la enfermedad es casi totalmente prevenible en los lugares donde se cuenta con los servicios adecuados.

Los niños que nacen con VIH enfrentarán la enfermedad de por vida y, si tienen suerte, estarán medicados toda su vida.

En África, al menos la mitad de ellos no vivirá más allá de su segundo cumpleaños sin intervención médica. “Aún estamos perdiendo a un montón de madres porque no vuelven a las clínicas, o porque sus clínicas carecen de suministros de fármacos, o porque las madres no toman la medicación cuando se supone que lo hacen”, señaló Kolker.

A unos 70 dólares por caja, el paquete de asistencia para la madre y el bebé cuesta menos de la mitad de lo que costaría administrar un tratamiento farmacológico de un año a un bebé VIH positivo, según UNICEF.

“Es rentable desde todo punto de vista”, dijo Kolker. “Es algo que puede hacerse a nivel de una aldea y puede ser seguido por un trabajador de la sanidad comunitario o un grupo de madres. No requiere de una enfermera o de un médico para su cumplimiento”, agregó.

La idea es también que el sistema simplifique la adquisición, pedido y distribución de fármacos y la atención médica, dado que se trata de un sistema de un solo paso que cuenta con un tratamiento completo de medicinas e instrucciones para evitar la transmisión del VIH de la madre al hijo.

El paquete se divide en tres secciones distinguidas por colores: la azul, de fármacos que deben tomarse durante el embarazo; la amarilla, de medicinas necesarias durante el trabajo de parto y el nacimiento; y la rosa, de medicamentos necesarios para la madre y el bebé luego del parto.

La codificación por colores junto con una serie de dibujos simples están diseñados para ayudar a las mujeres con bajo nivel de alfabetismo a saber cuándo y en qué dosis tomar la medicación.

Este proyecto piloto de UNICEF de 8 millones de dólares, que se iniciará en cuatro países, está planeado en tres fases, que incluirán cada una la entrega de alrededor de 30.000 paquetes de asistencia con los que se busca llegar a casi 100.000 mujeres para mediados del 2011.

Si muestra ser exitoso, Kolker dijo que UNICEF planea incrementar el plan en esos países y ampliarlo para incluir más naciones. “No queremos hacer esto sin estar realmente seguros de que funciona”, añadió el funcionario de Naciones Unidas. “Pero una de las cosas más alentadoras sobre este proyecto es que ya hay una cantidad de países que quieren ser los próximos” en acoger el programa, expresó Kolker.

Desde | Saludable

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás