viernes, 28 de enero de 2011

Asocian disminución auditiva infantil a infección virus embarazo


Un nuevo estudio halló que la disminución auditiva en un hijo estaría asociada con un virus que la madre contrajo durante el embarazo.

Alrededor del 9 por ciento de los niños con algún nivel de pérdida auditiva también tuvo citomegalovirus (CMV) al nacer, publica Archives of Otolaryngology-Head and Neck Surgery.

"El CMV deberían estar en la lista de posibles motivos cuando atendemos a un niño con disminución auditiva", dijo la doctora Stephanie Misono, de Vanderbilt University, Nashville.

El CMV es un virus común que causa una infección benigna, aunque las personas con el sistema inmune debilitado pueden desarrollar enfermedad.

La infección se previene con el lavado de manos regular, en especial después de manipular personas enfermas y bebés, que a veces portan el virus, según los CDC.

Las mujeres que ya están infectadas al quedar embarazadas tienen poca posibilidad de transmitirles el virus a sus bebés. Según el nuevo estudio, son las mujeres que se infectan durante el embarazo las que más posibilidades tienen de transmitirles el virus a sus hijos, aunque sigue siendo poco probable que los bebés desarrollen una pérdida auditiva asociada.

Uno de cada 1000 niños tiene algún tipo de pérdida auditiva grave (no pueden escuchar una conversación), según American Speech Language Hearing Association. La causa de la mitad de esos casos es hereditaria.

Estudios previos habían identificado una relación entre la pérdida de la audición y el CMV, pero en ningún caso se estudiaron niños para determinar si esa disminución auditiva se debía a una infección por CMV.

Hasta 1 de cada 25 mujeres se infectará con el CMV durante el embarazo, que es cuando es riesgoso para el bebé. Está asociado con varios trastornos del desarrollo, incluidos el retraso y la parálisis mentales. La disminución auditiva es el problema más común.

Si una mujer se infecta en el embarazo, los CDC estiman que tiene un 33 por ciento de posibilidad de transmitírselo a su bebé.

Pero la mitad de las mujeres ya está infectada al quedar embarazadas y tienen menos del 1 por ciento de posibilidad de transmitírselo al feto, precisó Karen Fowler, que investiga infecciones pediátricas en University of Alabama, Birmingham, y que no participó del estudio.

El estudio incluyó a 354 niños mayores de 4 años, a los que se les había realizado el test neonatal de detección del CMV.

Todos los niños habían perdido audición y 34 tenían CMV por transmisión vertical.

El grado de disminución auditiva varió de una alteración parcial en un oído a la sordera total, pero la pérdida auditiva era más grave en los niños que habían nacido con CMV. Y un porcentaje más alto de los portadores del CMV tenían pérdida auditiva en un solo oído. Misono dijo que se desconoce la causa.

Los autores ignoran por qué la exposición intrauterina al CMV puede provocar pérdida de la audición en los niños más adelante, pero el Fowler sugirió que el virus podría causar algún tipo de daño. En los bebés que contraen CMV después de nacer no aumenta el riesgo de sufrir una disminución auditiva.

Para Misono, es importante saber cómo el CMV causa pérdida auditiva si se va a desarrollar algún tratamiento.

Desde | Reuters Health

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás