viernes, 2 de septiembre de 2011

Verano: Evitar el corte de digestión


El corte de digestión se debe a una entrada brusca en el agua por un cambio extremo de temperatura corporal y a la ingesta de helados o refrescos muy fríos.
El corte de digestión, también denominado golpe de agua o síncope por hidrocución, es un trastorno de gravedad variable que tiene lugar como consecuencia de la diferencia de temperatura entre la piel y el agua. Al entrar al agua de la playa o la piscina de forma súbita, mientras tiene lugar el proceso de digestión, la sangre que se encuentra en el tubo digestivo se desplaza a otros órganos como la piel para que se pueda contrarrestar el cambio de temperatura. Esta falta de sangre en el sistema digestivo es la causa del corte de digestión. Este proceso, sin embargo, puede registrarse incluso cuando no tiene lugar la digestión, ya que al zambullirse de golpe en la piscina o el mar después de haber estado al sol o tras haber realizado ejercicio físico, la diferencia de temperatura entre la piel y el agua puede provocar los mismos síntomas.

Cómo reconocerlo y actuar

Si a pesar de todo, tras un día de playa o de piscina un niño tiene náuseas y vómitos, es posible que estos sean síntomas de un corte de digestión, aunque también puede que sea una simple indigestión. Si además el niño se marea, está pálido y suda o pierde la conciencia, es muy probable que se esté frente a un corte de digestión. Estos últimos síntomas son de mayor gravedad, aunque se desarrollan con menor frecuencia. No obstante, en el peor de los casos, el niño puede llegar a sufrir un paro cardiaco.

En caso de que tenga lugar un corte de digestión, tanto en un niño como en un adulto, han de seguirse los mismos pasos. Se debe avisar a los servicios de urgencias y sacar a la persona del agua lo más rápido posible. Es de gran ayuda que hasta que lleguen estos servicios se realice la maniobra frente-mentón para abrir las vías respiratorias e iniciar las maniobras de reanimación correspondientes, en caso de que la persona sufra un paro cardiorrespiratorio.

Desde | Consumer

La nota fue extraída del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.
Mamás y Bebés Blog, tu blog de Maternidad
http://blog.mamasybebes.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás