lunes, 22 de octubre de 2007

Save the Children mide el impacto del cambio climático en la infancia


La organización Save the Children presenta el informe “¿Un futuro de catástrofes? El impacto del cambio climático en la infancia. En la actualidad el 10% de la población mundial tiene menos de cinco años y el 40% de las enfermedades de este grupo de edad están relacionadas con el medio ambiente.

image

De acuerdo al informe, el cambio climático agravará las amenazas ya existentes sobre salud, seguridad alimentaria, protección y educación de la infancia; además de conducir a la degradación de los recursos naturales. En la próxima década, 175 millones de niños y niñas se verán afectados cada año por desastres naturales provocados por el cambio climático. Por otra parte, el porcentaje de la población mundial expuesta a la malaria, una de las principales causas de muerte entre los menores de 5 años, crecerá entre un 45% y un 65% en el próximo siglo debido al cambio climático. En 2010, habrá 50 millones de 'desplazados medioambientales', la mayoría de los cuales serán mujeres y niños. Además mil millones de asiáticos sufrirán en 2050 la disminución de agua potable. En Europa del sur, incluida España, el cambio climático reducirá el agua disponible, el potencial hidroeléctrico y la productividad agrícola y aumentarán los problemas de salud debido a las olas de calor y a los incendios.

Save the Children desarrolla en el estudio las siguientes previsiones:

Incremento del nivel del mar
Niveles del mar más altos tendrán graves efectos sobre la mayoría de los 600 millones de niños que viven en zonas costeras.

Falta de acceso a agua potable
En la actualidad, un niño muere cada 15 segundos por falta de acceso a agua potable. De los 2 millones de personas que mueren por consumir agua contaminada, 1,6 millones son niños menores de cinco años. El cambio climático amenaza aún más la disponibilidad de agua potable.

Malnutrición
40 millones de niños sufren malnutrición extrema como consecuencia de la reducción de la seguridad alimentaria. Las sequías y hambrunas fueron la causa del 50% de las muertes relacionadas con desastres naturales entre 1994 y 2003.

Sequía
Hasta 220 millones de personas de África están expuestos a las sequías cada año. Las perspectivas de ciclos repetidos de sequía – con las dificultades de acceso a alimentos - son alarmantes, ya que la malnutrición es la primera causa de muerte de niños africanos menores de cinco años.

Inundaciones
Las inundaciones asociadas al cambio climático incrementarán la probabilidad de que enfermedades como la malaria aparezcan en áreas donde hoy día no son endémicas. La malaria es ya una de las principales causas de muerte infantil.

Además de todo ello, el cambio climático hace peligrar el desarrollo sostenible, agudizando potencialmente la pobreza infantil y aumentando su vulnerabilidad a sufrir abusos, explotación o desplazamientos forzosos. Por tanto, las dificultades para asegurar el cumplimiento de los derechos de los niños son muy profundas.

Informe completo en:
http://www.savethechildren.es/iniinterior.asp?iditem=1785

www.sectorhumano.org

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás