martes, 13 de noviembre de 2007

Los bebés amamantados tienen un corazón fuerte


Lo reveló un estudio norteamericano. El mismo indica que crecen con un corazón más sano porque la leche materna eleva los niveles de colesterol bueno cuando son adultos. A su vez, la lactancia provocaría un peso más controlado

Si bien estudios previos habían demostrado que la lactancia protege contra algunos riesgos relacionados con las enfermedades cardíacas en la edad adulta, los resultados de esta nueva investigación no dejan lugar a dudas ya que son producto de 60 años de seguimientos financiados por el Gobierno norteamericano.

"Nuestro estudio es un buen punto de partida para el análisis de los mecanismos de la nutrición durante los primeros años de vida y de la forma como la exposición al medio ambiente puede tener efectos de largo plazo" indicó Nisha Parikh, del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston.

Así, se reveló que la lactancia está relacionada con un índice de masa corporal menor y con niveles más altos de colesterol "bueno".

Los resultados son sorprendentes: el 26% de los adultos de mediana edad que dijeron haber sido amamantados tienen un índice de masa corporal menor al de sus pares que fueron alimentados con biberón.

Al mismo tiempo, tienen un 55% más de probabilidades de tener colesterol bueno, es decir, aquel que resiste los elementos que endurecen las arterias y causan enfermedades cardíacas, según publicó el diario Clarín.


www.infobae.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás