lunes, 21 de enero de 2008

Hallado el mecanismo de la leucemia infantil


Olivia e Isabella Murphy, dos gemelas británicas de cuatro años, pueden haber ayudado a dar con la clave para vencer la leucemia infantil. Nacidas del mismo óvulo, con idéntico material genético, Olivia padece leucemia y, en cambio, su hermana Isabella está sana. El seguimiento de las dos hermanas ha permitido a un equipo científico de la Universidad de Oxford descubrir la mutación genética que provoca este tipo de cáncer. La valiosa información, calificada por la comunidad científica como "un gran paso" y publicada en Science, puede revolucionar el tratamiento y quizás la prevención de la dolencia.

Olivia e Isabella sufrieron durante su gestación una misma mutación genética, que transforma algunas células de la médula ósea en preleucémicas. Pero hace falta una segunda mutación, durante los primeros años de vida, para que las células preleucémicas se transformen en malignas y aparezca la enfermedad. Solo Olivia ha sufrido esa segunda mutación. Ha sido esa diferencia entre ambas la que ha permitido localizar las células preleucémicas en las dos y desvelar después la secuencia genética de las mutaciones.

RIESGO DE RECAÍDA


"Ahora que conocemos las células malignas, esperamos encontrar su talón de Aquiles para combatirlas", afirma el profesor Tariq Enver, responsable del estudio y miembro de la Unidad de Investigación de Hematología Molecular de la Universidad de Oxford.

Los médicos sospechan que las células precancerosas resisten la quimioterapia convencional, lo que hace que el riesgo de recaída sea elevado. El hecho de haber logrado aislarlas puede ser vital para comprender cómo funcionan y para diseñar nuevos tratamientos, más efectivos y específicos y menos agresivos. Según el estudio, el 1% de los niños poseen células preleucémicas, pero solo un número muy reducido desarrolla la enfermedad. Una infección común, como un resfriado, puede ser el detonante de está segunda mutación.

"La identificación de las células que provocan la leucemia ha sido uno de los misterios más perseguidos por los investigadores y este estudio es un paso que nos acerca a su resolución", señala el doctor Bruce Morland, pediatra del hospital infantil de Birmingham. El hallazgo también puede ayudar a medir el riesgo de recaída de los niños tratados con quimioterapia.
Los padres de las mellizas han dado todas las facilidades para la investigación. "Siempre hemos dicho que estaremos encantados de hacer cualquier cosa que pueda mejorar el tratamiento", ha declarado Sarah Murphy, la madre de las pequeñas. Olivia se está recuperando del cáncer, aunque ha perdido la visión de un ojo a causa de una infección. Su hermana Isabella se encuentra bien, aunque aún tiene un 10% de posibilidades de desarrollar el mal.

Desde | http://www.elperiodico.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás