jueves, 10 de enero de 2008

La Regla 1-2-3 para comportamientos no deseados


En cualquier situación, ya sea que lloriquee o que tenga una autentica rabieta, que os pegue o pegue a otro niño, que no quiera ir a dormir o que se despierte de noche, que no se comporte a la hora de comer o que le entren ataques de llanto en publico, que se niegue a darse un baño o a salir de la bañera, aplicad la siguiente sencilla regla del uno/dos/tres:

Uno

La primera vez que el niño se pase de la raya que le habíais marcado tomad nota de ello. Hacedle saber que ha cruzado la línea. P. Ejemplo si te pega le dices “Ay, eso duele, no debes pegar a mama”

Dos

Si vuelve a repetir la conducta no deseada reñidle y recordadle la regla. P. Ejemplo “te he dicho que no debes pegar a mama” Recordad que la reacción que tengáis ante un comportamiento en concreto determinara que vuestro hijo continúe llevándolo a cabo o no. Acciones como engatusarle, transigir o derrumbarse, así como tener reacciones negativas extremas (gritar...) tiene tendencia a fortalecer la conducta no deseada, a que vuelva a portarse mal.

Tres

Si un patrón de conducta negativo persiste debéis preguntaros ¿qué estoy haciendo para perpetuarlo? Tratad de no llegar al 3.

Ejemplo:

Si el niño pega a otro niño, la primera vez que ocurra mirad a los ojos a vuestro hijo y decid: “no, no debes pegar a Maria. Le haces daño”

La segunda vez que pase lleváoslo de la habitación. No lo hagáis de malos modos, solo sacadlo fuera y explicadle “no puedes jugar con otros niños si pegas” Si os mostráis firmes desde el principio es probable que deje de hacerlo, pero si no es así es hora de llevároslo a casa.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás