jueves, 21 de febrero de 2008

Metodo Estivill para Comer: La Cena


Esta noche Juan también tiene preparada una cena exquisita. En su plato puede ver un puré de patata y zanahoria, acompañado de una rodaja de merluza cortada a trocitos. Todo cabe de sobras en un plato pequeño. Es todo lo que el organismo de Juan necesita. Esta vez es papá quien le acompaña en la hora de la cena. Y él también seguirá los mismos pasos que marca el método.

• En primer lugar, coloca todos los objetos que van asociados al inicio del ritual. Pone el plato, el vaso y los cubiertos en la mesa del lugar donde se ha decidido que Juan coma siempre, luego le sienta en su sillita y, mientras le coloca el babero, le explica lo que esta noche le toca para cenar. Cuando la primera cucharada de comida empieza su recorrido hacia la boca del niño, empezamos a contar nuestros 3 primeros minutos. Si empieza a tragar sin muchas dificultades, seguiremos dándole de comer hasta que se termine el plato. Tanto da que hayamos superado el tiempo establecido. Pero si empieza a rechazar la comida, cuando hayan pasado 3 minutos le retiraremos el plato, le quitaremos el babero, lo bajaremos de la sillita y nosotros, durante los próximos 3 minutos, nos dedicaremos a otras tareas.

• Como ya sabemos, actuaremos sin perder la paciencia con el niño, con una actitud segura, la que tendríamos si se hubiera comido toda la cena. Estos 3 minutos serán el período de «olvido» que nos permitirá que el niño se distraiga y se prepare para volver a empezar. Pasado este tiempo, reiniciamos el proceso. Ya sabemos: sillita, babero y plato delante del pequeño. Volviendo a explicarle qué va a comer e insistiéndole en lo que le va a gustar. Insistiremos durante los próximos 4 minutos. Si el niño empieza a comer, seguiremos dándole la cena cuando haya pasado este rato. Y si persiste en rechazar el alimento, volvemos a hacer una pausa. Esta vez de 4 minutos. Pasados los 4 minutos de «olvido», durante los cuales nosotros habremos estado haciendo nuestras cosas y comportándonos como si nada hubiera pasado, iniciamos nuestro tercer y último intento. Actuamos como si fuera la primera vez que lo sentamos a cenar. Volvemos a repetir todos los pasos y le comentamos lo rica que está la comida. Esta vez dedicaremos 5 minutos a probar que coma. Si transcurrido ese tiempo se resiste a abrir la boca y no acepta apenas ninguna cucharada, empieza a llorar y quejarse, le retiraremos el babero, lo bajaremos de la silla y… ¡hasta mañana! No volveremos a intentar darle de comer hasta el desayuno del día siguiente.

A dos velas

Es muy probable que el primer día que ponemos en práctica nuestro método el niño apenas coma o coma muy poco. No ha de preocuparnos en absoluto. Los niños tienen una capacidad enorme de ganar y perder peso, y corresponde al pediatra controlar las variaciones del mismo, por lo general con intervalos de quince a treinta días. La variación de peso que pueda producirse en un día no tiene ninguna importancia. Está comprobado que, siguiendo este método, nunca un niño ha perdido peso de forma patológica. Así que es importante no obsesionarnos con este tema y, personalmente, desaconsejo el uso de básculas caseras, que sólo sirven para sobresaltarnos.

• Hay que confiar en el pediatra, y sólo él debe controlar el peso del pequeño.
Como hemos visto, el aprendizaje del hábito de comer dura entre 25 y30 minutos por comida. Este tiempo irá reduciéndose a medida que el niño vaya aprendiendo a comer bien. Recordad que el niño, una vez confirmada la total ausencia de patologías médicas o psicológicas, está preparado para asimilar cualquier tipo de alimento. Sólo hace falta paciencia y dedicación para lograr que aprenda a aceptar los diferentes gustos que le iremos proponiendo. Los suplementos de leche o zumos hay que suministrarlos durante las comidas y no entre éstas. Es muy probable que, la primera noche después de haber empezado a aplicar este método, el niño reclame comida. Es muy importante no darle nada bajo ningún concepto. Sólo agua si tiene sed. Esperaremos a la mañana siguiente, al desayuno, donde volveremos a poner en práctica todo lo que ya sabemos

Desde | www.mamasybebes.com.ar

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás