martes, 11 de marzo de 2008

Berrinches: como manejarlos y no morir en el intento


Muchas madres con niños entre 2 y 5 añitos escriben muy preocupadas por los berrinches de sus hijos y por lo incontrolables que están.

Ante todo tenemos que diferenciar el significado de los berrinches. A continuación vamos a hablar de los berrinches que aparecen entre el año y medio hasta los tres años. En la siguiente lectura hablaremos de los berrinches entre los tres y los cinco años.

Si los berrinches aparecen alrededor de los 2 años, éstos son 'normales', no nos vamos a horrorizar ni preocupar demasiado por ellos, sin embargo hay que tener cuidado de que no se vuelvan parte de la conducta habitual del niño.

¿Qué pueden hacer?

Primero dense cuenta que su hijo está creciendo y está convirtiéndose en una personita, con su propia voluntad. Esta es una etapa de transición y hay que acompañarlo. A continuación les expongo varias cosas que pueden hacer para ayudarlo y para que los berrinches eventualmente desaparezcan.

* Cuando el niño tiene un berrinche en casa, llévelo a un lugar donde pueden estar Uds. dos solitos, a su cuarto, al jardín, al sofá, y lejos del lugar donde le dió el berrinche.

* Cuando el niño tiene un berrinche lejos de la casa, por ejemplo en un supermercado o en un restaurant, llévelo a un lugar donde pueden estar Uds. dos solitos, seguramente al automóvil.

* No lo deje solo. Espere que se calme. No se puede hablar con él si está agitado.

* Réstele importancia al berrinche. No es el fin del mundo. Mientras el niño se calma, Ud. está allí, lo acompaña físicamente, pero póngase a pensar en algo agradable, positivo y no en lo difícil que se está poniendo su hijo.

* Cuando su hijo se haya tranquilizado dígale únicamente, pero con mucha firmeza, que no puede portarse así y explíquele brevemente lo que hizo. Inmediatamente distráiganlo con otra actividad….algo que le guste, que él haga bien.

* Elogie como está comportándose en la nueva actividad y ni una palabra más sobre el berrinche.

Su mensaje a su hijo a través de todas estos pasos es: "Te quiero mucho y no te voy a abandonar en este momento difícil - pero no voy a permitir los berrinches."

Una pregunta muy importante y básica que tiene que hacerse ahora que su hijo empieza a crecer y a ejercer su voluntad. 1) ¿Quiere que su hijo la obedezca? O 2) ¿Quiere que su hijo se porte bien, entienda lo que éso implica y coopere con Ud.?

Si está interesada únicamente en que su hijo la obedezca, seguramente ese es un niño que va a reaccionar con muchos berrinches - si en cambio Ud. busca su cooperación y sigue los pasos arriba expuestos, Ud. verá como los berrinches van a desparecer poco a poco.

No deje de hacer también los siguiente:

* Avísele a su hijo con tiempo cuando hay un cambio de actividad.

* "Dentro de 5 minutos vamos a salir."

* "Dentro de 5 minutos vamos a comer."

* Aunque el niño no sabe todavía lo que son 5 minutos, se va acostumbrando a que hay un período de transición entre lo que está haciendo y lo próximo. Este paréntesis le va a permitir "despedirse" de la actual actividad y/o guardar sus juguetes.

* Antes de ir a cualquier lugar público explíquele al niño como se debe comportar, lo que puede hacer y lo que no puede hacer. Por ejemplo, si va a un supermercado y no quiere comprarle golosinas o juguetes, tiene que acostumbrarlo desde muy pequeñito. Explíquele claramente que no le va a comprar golosinas o juguetes. Dígale que Ud. necesita que él la ayude buscando las cosas que están en su lista y explíquele para que sirven los productos que está comprando. Haga que participe en la compra y que se sienta importante porqué la está ayudando.

* Armese de paciencia pero sea firme.

* Ciertas ocasiones se prestan para que Ud. le presente alternativas entre las cuales el niño pueda escoger. Luego que él escoja felicite al niño por su escogencia y si quiere, explíquele porqué fué una buena escogencia. Por ejemplo, cuando una niña se va a vestir, en vez de revisar todo el escaparate y gavetas para buscar lo que se va a poner, Ud. le presenta 2 o 3 opciones y que ella decida entre ellas.

* Aparte tiempo para ayudar al niño cuando tiene un berrinche. Recuerde que ésta es una fase pasajera y el tiempo que invierta en esto es importantísimo. Por un lado está eliminando los berrinches y por otro lado su hijo se está dando cuenta de lo que puede y no puede hacer, a través de una manera muy poco violenta (sin nalgadas, ni castigos) y está aprendiendo a cooperar con Ud.

* Por último, piense que Ud. y su hijo van a salir bien de esta fase, piense en lo que le gusta de él y dígale que lo quiere.

Desde | www.padresehijos.org

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás