martes, 4 de marzo de 2008

Dormir con panza


Conciliar el sueño

Muchas veces se hace dificil conciliar el sueño. Con estos consejos, tal vez te sea más fácil.

* Trata de acostarte siempre a la misma hora para que te vayas acostumbrando. De esta manera cuando se acerque la hora de dormir, ya tu cuerpo se va a ir preparando naturalmente.
* Procura que tu pijama sea cómoda, fresca y de algodón. De preferencia busca una que tenga corpiño para que proteja tus pechos ahora tan sensibles.
* Es mejor que hagas varias comidas al día pero que sean ligeras, y de fácil digestión en especial la que tomes antes de dormir.
* Evita las bebidas que te quiten el sueño como los refrescos negros, el café, el chocolate y algunos tés.
* Después de cenar procura salir a caminar a un parque pero si no puedes o te sientes cansada, deambula un rato por la casa. Unos cuantos pasos ayudan a mejorar la digestión y a tener un sueño más tranquilo.
* Antes de irte a dormir un regaderazo (ducha) con agua tibia te relajará de maravilla.
* Tomar leche calientita es un remedio casero para mandarte directo a la cama.
* Escucha música relajante lee algo agradable o simplemente cierra los ojos y respira profundamente. Todas estas actividades te ayudarán a conciliar el sueño.
* Por último, si estás preocupada por algo va a ser difícil que logres dormir. Platica con tu pareja, comparte tus pensamientos y emociones. Además de reforzar la unión de pareja te sentirás apoyada y tranquila, lista para descansar.

Las posiciones al dormir

Con tu nueva figura puede serte difícil encontrar una posición cómoda para ti y segura para tu bebé. Cuáles se recomiendan y cuándo? Aqui algunas aclaraciones:

* Boca abajo. Cuando apenas inicias tu embarazo no hay ningún problema con que duermas sobre tu estómago. Por el momento, tu útero sigue detrás del hueso púbico por lo que está completamente protegido. Con el paso de los meses, dormir boca abajo dejará de ser cómodo. No te preocupes, te cambiarás de la incómoda posición antes de lastimar a tu chiquito.
* Boca arriba. Al inicio de tu embarazo no tendrás ningún problema al dormir boca arriba, sin embargo, alrededor de la semana 20 las cosas cambian. Si te acuestas sobre tu espalda el útero va a presionar una vena muy importante que transporta sangre para ti y para la placenta de tu bebé, por lo que puedes sentirte incómoda y un poco mareada.
* Reclinada. Al final de tu embarazo cuando ya ninguna posición parece cómoda puedes encontrar que estar semi-acostada o reclinada te proporciona alivio. Acuéstate sobre un cojín grande, o sobre varios cojines apilados para que estés “inclinada”. No se compara a dormir "a tus anchas" pero en estas circunstancias puede convencerte.
* De lado. Dormir sobre tu lado izquierdo es la mejor posición para tu descanso y el crecimiento de tu bebé pues favorece la circulación de la sangre hacia la placenta. Incluso puedes estar aún más cómoda si te pones una almohada entre las piernas porque se reduce la tensión de los ligamentos de la pelvis.

Desde | www.mamasybebes.com.ar

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás