jueves, 17 de abril de 2008

ENTONOX como analgesia en el parto.


Por: Mireia Marcos, Student Midwife (Estudiante de Matrona) en UCE Birmingham, United Kingdom (Reino Unido).
Publicado por la revista Obstare, Noviembre 2003.

INTRODUCCIÓN

El Entonox o también llamado gas y aire (gas & air) es usado en Reino Unido como analgesia durante el parto de forma regular. Es el gas que se usaba tradicionalmente en el dentista, tambien llamado “gas de la risa”, pero en baja dosis al estar mezclado con oxígeno. Toda mujer de parto tiene acceso a esta analgesia, tanto en sala de partos como en parto en casa. Para comprender este artículo se debe tener en cuenta que en UK las comadronas son las que asisten a las mujeres de parto, y que siempre se intenta que el parto sea natural, sin intervencionismos, y se ofrece a la mujer que para en la posición de su agrado. También hay que tener en cuenta que en UK no se practican episiotomías en general y la mayoría de mujeres paren con periné intacto.

OBJETIVOS

El primer objetivo de este artículo es dar a conocer el Entonox a un país donde no se usa y no se conoce (España), desde la práctica cotidiana de otro país en el que se utiliza de forma regular desde hace años (Reino Unido). El segundo objetivo es plantear y proponer el uso de Entonox en España.

QUÉ ES EL ENTONOX

El Entonox es un gas inhalable que contiene 50% Oxígeno y 50% Óxido Nitroso. La mezcla es estable a temperatura normal, pero se separa a –7 grados centígrados. Su efecto al inhalarlo neutraliza las transmisiones nerviosas cerebrales, entre ellas las del dolor. El óxido nitroso actúa limitando la sinapsis y transmisión neuronal en el Sistema Nervioso Central. La persona al tomarlo siente un mareo y relajación agradables que puede dar lugar a la risa cuando no hay dolor. En la pared de las habitaciones de partos, hay una toma de aire, otra de oxígeno, otra de vacío y otra de Entonox. [...]

CÓMO SE USA

La mujer debe sostener el tubo con su mano, que lleva una pipeta con filtro para que se la ponga en la boca. El gas sólo sale si se succiona. Si la madre succiona demasiado (constantemente y con profundas succiones) y se siente soñolienta, no es capaz de seguir sosteniendo el tubo con su mano y deja de succionar. Luego se recupera, y lo vuelve a tomar. Así se evita caer en un estado más estuporoso, aunque no hay riesgo de depresión central ni de sobredosis. El Entonox se elimina inmediatamente, sin dejar rastro a los 2 minutos en el cuerpo, y al parecer no afecta al bebé, sólo a nivel cerebral de la madre, pues no da tiempo de pasar la barrera placentaria. Se considera que no tiene ningún riesgo para el bebé. Como el efecto del gas se empieza a notar a los 20 segundos de empezar a tomarlo, pero el pico de analgesia lograda llega a los 40 – 50 segundos, lo más importante es el momento en el que se empieza a usar. Cuando la madre nota que le va a llegar una contracción debe empezar a succionar. En el pico de la contracción también llegará el pico de la analgesia. La mayoría de mujeres que hacen un uso correcto están satisfechas durante la mayor parte del proceso, aunque eso no impide que algunas en un momento dado soliciten otro tipo de analgesia complementaria. Sin embargo algunas mujeres hacen un uso incorrecto comenzando a succionar cuando ya sienten el dolor, con lo cual sienten absolutamente todo el dolor del pico de la contracción y al acabar la contracción estan mareadas porque el pico de analgesia empieza a actuar. [...]

VENTAJAS

- Es muy fácil de usar.

- Reduce el dolor del pico de la contracción considerablemente.

-No hay riesgo de sobredosis y se elimina rápidamente.

-No perjudica al bebé.

-La contracción uterina no resulta afectada.

-Gracias a esto muchas mujeres no sienten la necesidad de pedir más analgesia, y sienten que tienen el control de su dolor y mobilidad durante el parto, experimentando una experiencia natural y viva.

-Su uso no les impide empujar, o estar en cualquier posición. Usando Entonox en una sala de partos la mujer puede parir o dilatar en las siguientes posiciones: acostada, semirecostada, sentada en el taburete, a cuatro patas, de pie, en cuclillas, e incluso en la piscina o bañera de partos (que suele haber en salas de parto de Reino Unido). Incluso una mujer que se encuentra en expulsivo en el lavabo, puede tener aceso al Entonox si decide terminar de parir allí mismo, trayendo rápidamente un cilindro portátil.

-En el parto en casa se puede usar exactamente del mismo modo, usando el cilindro portátil en cualquier lugar de la casa donde la mujer desee parir.

-A diferencia de otras analgesias, ésta no impide a la mujer fabricar sus propias endorfinas que le ayudarán a medida que el parto avance. Algunas mujeres tiran el tubo de entonox en el expulsivo y no lo vuelven a usar, concentradas en el parto y asumiendo total control de la situación.

-Tras el parto, algunas mujeres pueden necesitar sutura a causa de algún desgarro y el uso del gas tambien ayudará a reducir las molestias del proceso (aunque se pone anestesia local, por supuesto). Algunas también lo usan para los entuertos del inmediato Postparto.

-A veces una manera de hacer que los maridos confundidos de sientan útiles, es asignarles la función de devolverle a la mujer el tubo de Entonox cada vez que esta lo lanza o lo deja caer.

-La mayoría de mujeres de parto lo usan, y alrededor del 85% se manifiestan satisfechas.

-No necesita prescripción médica, la comadrona puede administrarlo por su cuenta.

-Bajo coste económico.

DESVENTAJAS

-El Entonox es un analgésico suave. No puede neutralizar del todo el dolor, y puede resultar insuficiente para algunas mujeres con dolores más intensos.

-El uso continuado puede provocar náuseas. Muchas veces sobretodo al principio de su uso, debido a una succión descontrolada; después la mujer puede continuar usándolo, pero en algunos casos las náuseas persisten y no se puede seguir usando.

-Provoca sequedad de boca, necesitando continuamente tomar sorbitos de agua.

CONTRAINDICACIONES

Sólo está contraindicado en madres epilépticas o con otros problemas que afecten al Sistema Nervioso Central.

RESULTADOS COMPARATIVOS

Las mujeres que han tenido un parto normal en sala de partos, tras haber usado Entonox, TENS, Aromaterapia (etc) o ninguna analgesia, se recuperan muy rápido. Tras expulsar la placenta y comprobar el periné, la mujer se va andando a la ducha, y a las seis horas puede irse a casa, aunque también pueden quedarse un día más según el caso. Las mujeres que han usado otras analgesias como diamorfina y petidina intramuscular, suelen recuperarse rápido también aunque algunas caen dormidas y prefieren esperar unas horas para empezar a andar. Las mujeres que han recibido anestesia epidural (no es de uso habitual en Reino Unido para el parto) deben mantener varias horas un catéter urinario, permanecer en cama, y necesitan cuidados y atención para cubrir sus necesidades básicas; permanecen unos 3 días en la planta si no hay complicaciones.

CONCLUSIONES

El Entonox es una forma de analgesia de elección para el parto que reduce considerablemente la necesidad de otras formas de analgesia que resultan más costosas y que comportan riesgo para el bebé y la madre. No tiene contraindicaciones, y es la más accesible y rápida, además de controlable por la usuaria.Las madres manifiestan satisfacción con este método en un 85%, obteniendo el resultado de un parto natural y normal en la mayoría de los casos.El uso de Entonox como alternativa a la administración de analgesia por vía parenteral reduce considerablemente los costes de las salas de partos y ahorra en camas en las unidades postparto.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás