miércoles, 16 de abril de 2008

Impétigo


También llamado piodermia, el impétigo, es una enfermedad infecciosa común de la piel, altamente contagiosa, producida por bacterias. Usualmente los niños (de 2 a 5 años) son más propensos a padecerla que los adultos. Su aparición es más evidente durante el verano y a principios del otoño; las lesiones o úlceras aparecen 7 o 10 días después del contagio.

Si se aplica el tratamiento adecuado, la infección puede desaparecer en 7 o 10 días, pero en caso contrario, la infección será constante y se podrá propagar incluso a la garganta produciendo faringitis o a los riñones.

Existen 2 tipos de impétigo:

* vulgar o contagioso, producido por el estreptococo pyogenes, provoca la aparición de pequeñas úlceras transparentes acompañadas de enrojecimiento de la piel alrededor de ellas. Tras crecer a los lados y romperse, estas úlceras forman una costra amarillenta, húmeda y blanda (característica del impétigo), con pus en su interior; si no se tratan, cada vez que se retire la costra, volverá a aparecer formando grandes placas. Producen una comezón constante. Se ubican en cara, piernas y manos.

* ampollar o bulloso, ocasionado por el estafilococo aureus. Forma úlceras más grandes que las que produce el impétigo vulgar y perduran por más tiempo. El contenido de las úlceras al principio es transparente y después se enturbia. Puede localizarse en cualquier parte del cuerpo.

Es importante mencionar que las úlceras al reventarse forman una costra de color amarillento o color miel y no deben de confundirse con las “costras” normales que son de color rojo oscuro y café y se “encojen” a medida que la herida sana

Causas:

* Lesión en la piel (cortadas, raspones o picaduras de insecto)
* Mala higiene personal, principalmente en las mano
* Acumulación de suciedad en el cuerpo o en la ropa que está en contacto con el cuerpo

Síntomas:

Frecuentemente aparece la primera vesícula cerca de la nariz o la boca, para luego extenderse en forma de salpullido.
Para que estés bien

* Mantén una buena higiene en los niños, principalmente en las manos
* Si el niño presenta alguna lesión en la piel como las descritas anteriormente y no sana rápidamente, se hace más grande o presenta una costra de color miel, es importante que consultes a tu médico.
* Si el niño padece impétigo, es conveniente que no acuda a la escuela o guardería para evitar contagios
* Procura que sus uñas estén bien cortadas para que, si se llegan a rascar las úlceras, la infección no se extienda
* Lava con jabón antibacterial las úlceras
* Lava perfectamente cualquier prenda de vestir que esté en contacto con la piel infectada (ropa, toallas ó ropa de cama)

Debido a que el tratamiento necesita antibióticos, es importante que consultes a tu médico.

Desde | http://www.paraqueestesbien.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás