sábado, 26 de abril de 2008

Perforaciones genitales durante el embarazo


¿Qué pasa con las perforaciones genitales durante el embarazo? ¿Cómo se verá afectado el parto por la perforación?
Las mujeres que desean perforaciones genitales deben esperar hasta después del parto. El cuerpo de la embarazada cambia mucho durante el embarazo. El estiramiento de la piel puede dificultar la cicatrización y cierre adecuado de la perforación nueva. La piel cerca de los genitales posiblemente se estire y se desgarre durante el parto aunque la mujer no tenga perforaciones.
Si ya tiene una perforación genital y se ha cicatrizado por completo, es probable que no le cause problemas durante el embarazo y el parto. Le convendrá cambiar el arete de metal por otro de plástico durante los últimos meses del embarazo y parto. Muchas mujeres comentan que el plástico es más flexible y más cómodo. Hable con el profesional de la salud si desea información sobre las joyas o aretes de plástico.
La inquietud principal de las perforaciones es el riesgo de infección. La nueva perforación puede infectarse fácilmente si no se la trata adecuadamente. Entre las señales de infección se incluyen:
Enrojecimiento
Hinchazón
Calor
Dolor
Pus que supura del lugar de la perforación
Si nota una de esas señales, hable de inmediato con su profesional de la salud.
Las agujas sucias pueden transmitir infecciones graves como la hepatitis y el VIH/SIDA. La hepatitis B es una infección grave del hígado. El VIH/SIDA es una enfermedad mortal que evita que el cuerpo combata otras infecciones. Tanto la hepatitis como el VIH pueden transmitirse a través de los fluidos corporales. Eso significa que usted puede contagiarse de una aguja sucia y que puede transmitir esa infección a su bebé.
Asegúrese de que la persona a cargo de la perforación siga todas las pautas de seguridad:
El salón de perforación debe tener una máquina, llamada autoclave, para esterilizar los instrumentos de perforación.
El salón debe estar limpio.
El encargado de la perforación debe usar guantes.
Los vendajes, agujas y joya o arete deben ser estériles, nuevos y sin abrir.
Avísele al encargado de la perforación que está embarazada. Cerciórese de que podrá comunicarse con él si tiene problemas después de hacerse la perforación.

Desde Nacer Sano

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás