sábado, 26 de abril de 2008

Se puede elegir el sexo del bebe?


Dos puntos de vista radicalmente distintos. Lean con cuidado!


ESTUDIOS DE LAS UNIVERSIDADES INGLESAS DE OXFORD Y EXETER Afirman que la dieta de la mujer, antes del embarazo, puede influir en el sexo del bebé

Según las conclusiones de un equipo de científicos ingleses, las mujeres tienen más probabilidades de tener varones si siguen una dieta de alto contenido calórico en el período previo a quedar embarazadas. Este hallazgo es la primera prueba clara de que los hábitos alimenticios de la madre al momento de la concepción pueden influir en la determinación del sexo de los bebés.

El descubrimiento apunta entonces a dotar a las mujeres de una forma natural para aumentar -aunque más no sea ligeramente- sus chances de tener un varón o una nena, según que consuman grandes cantidades de alimentos como bananas y cereales o sigan una dieta más restringida. Científicos de las universidades inglesas de Oxford y Exeter interrogaron a 740 mujeres, que habían quedado embarazadas por primera vez, sobre sus hábitos alimentarios en el año previo a la concepción. Dividieron luego a las mujeres en grupos según la cantidad de calorías que consumieron: baja, media o elevada. Descubrieron que el 56% de las mujeres del grupo de elevada cantidad de calorías dio a luz a varones, en contraste con el 45% del grupo de menos calorías.

"Hemos mostrado por primera vez que existe una clara vinculación entre la dieta de la madre y el sexo de su criatura" indicó Fiona Matthews, especialista en Biología Mamífera en la Universidad de Exeter, que fue quien lideró esta investigación. "La madre parece estar en condiciones de influir en la supervivencia de ya sea el esperma o el óvulo fertilizado, posiblemente antes de que es implantado en el vientre". Cuando los investigadores analizaron más de cerca las dietas de las mujeres descubrieron que había algunas substancias que eran claves para este efecto.

"Pudimos confirmar la vieja máxima de que comer bananas y tener por ende un nivel alto de potasio está asociado con dar a luz un varón, al igual que tener un porcentaje alto de sodio. Lo que no parece confirmarse es el viejo consejo de que si se bebe mucha leche se tendrá una nena. De hecho, las que lo hicieron tuvieron más posibilidades de tener un varón". El estudio, que apareció publicado este miércoles en las Proceedings of the Royal Society B (la principal publicación de investigaciones biológicas de la Royal Society del Reino Unido), mostró que el 59% de las mujeres que comían cereal para el desayuno todos los días tuvieron varones, en comparación con nada más que el 43% de las que rara vez o nunca lo hacían. Las mujeres que tuvieron varones comían también un promedio de 400 calorías más por día que las que dieron a luz nenas.

Si bien una mujer podría aumentar este efecto modificando sustancialmente su dieta, los científicos advierten que consumir niveles elevados de sal o alterar mucho los niveles de otros nutrientes puede ser peligroso. "Si uno está buscando un varón, una opción sensata sería comer cereal para el desayuno todos los días y hacer ingestas razonables de sal, potasio y calcio, además de una buena dosis de proteínas. Lo contrario si uno desea tener una nena pero, una vez más, sólo dentro de límites seguros" advirtió Matthews.

El hallazgo tiene sentido desde el punto de vista de la evolución y es un reflejo en realidad de un efecto similar visto en animales. Hay más probabilidades de que nazcan hembras cuando el alimento es escaso. El profesor Stuart West, de la Universidad de Edimburgo, Escocia, señaló que las mujeres deben ser sumamente cautelosas respecto de la posibilidad de recurrir a la dieta para condicionar el sexo de sus hijos. Recordó que estudios similares en animales mostraron grandes variaciones. Advirtió que una modificación de la dieta podría tener consecuencias para la salud tanto de madres como también de sus hijos.

Desde Diario Clarin

La opinión de expertos argentinos

El estudio británico que asocia la alimentación de la embarazada y el sexo del bebé sorprendió a especialistas argentinas en obstetricia. Para Carlos Ortega Soler, ex presidente de la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetri cia (FASGO), "hasta el momento no había evidencias sobre la influencia de la alimentación". "El sexo del bebé queda determinado en el momento de la fertilización de óvulo. Lo determina el espermatozoide que lo fecunda".

El especialista agregó que si el espermatozoide que fecunda al óvulo tiene la carga cromosómica X, será una beba. En cambio, si tiene la carga cromosómica Y, será un varón. El semen contiene aproximadamente la mitad de los espermatozoides Y y la otra mitad, X. El obstetra Horacio Crespo, de la Asociación Argentina de Perinatología y de la Facultad de Medicina de la UBA, también se mostró sorprendido con los resultados del estudio en Inglaterra. "Mi opinión personal es que las parejas deben ocuparse más de la salud general del bebé antes de su sexo. Por ejemplo, antes de la concepción, las mujeres deberían tomar ácido fólico para prevenir defectos del cerebro y la médula espinal en los bebés.".

Esos viejos mitos sin evidencia médica

Aún circulan mitos sobre el sexo que tendrán los bebés, para los que no hay evidencia médica:

"La forma y altura de la panza de la embarazada pueden indicar el sexo del bebé": La forma y altura del vientre están determinadas por el tono muscular y uterino y por la posición del bebé. ¿Cuál es la forma más exacta de determinar el sexo de su bebé? Hable con su médico sobre la posibilidad de realizar una ecografía.

"La frecuencia cardíaca fetal puede indicar si será nena o nene": La frecuencia cardíaca fetal normal varía entre 110 y 160 latidos por minuto, aunque hay quienes creen que si la frecuencia es más rápida, el bebé será una niña y que si es más lenta, será un niño. Pero no ha habido estudios que demostraran ese mito.

La forma y lo regordete de la cara durante el embarazo pueden indicar el sexo": Cada mujer aumenta de peso de forma diferente durante el embarazo, y todas experimentan distintas alteraciones de la piel. Si le dicen que tendrá una niña a juzgar por su cara rolliza y sonrosada, es posible que tengan razón. ¡Pero es igualmente posible que se equivoquen!

Fuente: Dra. Elana Pearl Ben-Joseph

Desde http://www.kidshealth.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás