viernes, 13 de junio de 2008

Guía de dentición


La dentición es una parte del desarrollo del niño que puede ser incómoda tanto para el bebé como para sus padres. Además, surgen muchas preguntas como: ¿cuál es el orden de aparición de los dientes? ¿es frecuente la tos y la diarrea? ¿Cómo le ayudo a aliviar sus dolores? Aquí hay algunos puntos que ayudarán a esclarecer el tema a quienes atraviesan este proceso:

Qué esperar

A la mayoría de los infantes les sale su primer diente entre los seis y los ocho meses y los últimos molares aparecen entre los 20 y los 30 meses. Como medida promedio, podemos decir que los incisivos centrales suelen aparecer entre los meses sexto y décimo. Los laterales, entre el décimo y el decimosexto. Los caninos entre el decimoséptimo y el vigésimo tercero. Los primeros molares entre el decimocuarto y el decimoctavo, y finalmente los segundos molares, entre el vigésimo tercero y el trigésimo primero. Recuerde que se trata de un cálculo estimativo.

Molestias

Debido a la incomodidad y la hinchazón, el pequeño puede experimentar un creciente aumento de la producción de saliva, dificultades de sueño e irritabilidad. La dentición es a menudo culpada de una acometida de otros problemas - tos, diarrea, salpullidos, fiebre - pero un estudio reciente encontró que esos males en muchas ocasiones no están relacionados. Los síntomas de la dentición solo deberían ocurrir durante los pocos días que rodean a la erupción de cada diente. Por eso, si no pasan con esa rapidez, el niño puede estar enfermo por algún otro motivo.

Alivio del dolor

Para ayudar a disminuir el dolor, pruebe con los anillos para dentición. Los rígidos pueden exacerbar el dolor si los presiona fuertemente con su boca, y esto ocurre también con los blandos que han sido congelados. Algunos de plástico blando o llenos de líquidos o gel pueden ayudar más si son enfriados. Evite aquellos que tengan pequeños objetos flotando en su interior. Incluso darle a morder un paño húmedo le puede dar alivio. Hable con su doctor sobre el grado de molestia de su bebé; en algunos casos, una dosis infantil de analgésico puede ser recomendable.

¿Debería intentar con un gel de dentición?

Muchos doctores lo recomiendan, mientras que otros descartan el alivio tan temporal que proveen. No provoca daño el gel si se usa con moderación. Antes de usar cualquier producto, sin embargo, es importante confirmar con el doctor que el niño está, de hecho, en proceso de dentición, y no se encuentra molesto por alguna otra causa.

Cuidado de los dientes

Una vez que los dientes salen a la superficie, limpie las encías después de alimentarlo con un paño húmedo y tibio, particularmente si el bebé ya come alimentos sólidos. Un trago de agua después de la comida también ayuda a prevenir enfermedades dentales.

Problemas posibles

Si el bebé no ha cortado dientes en el tiempo usual, no se alarme. Como otros hitos tales como caminar y hablar, cada niño tiene su propio paso. Puede ser que aparezca un diente tan tarde como a los 14 meses. Una historia familiar de displasia ectodérmica, por ejemplo, o problemas de crecimiento del pelo o las uñas, pueden impedir el crecimiento de alguno o todos los dientes primarios. En casos raros, la erupción atrasada puede ser el resultado de raquitismo, una deficiencia de la vitamina D que ha sido asociada con la alimentación exclusiva de pecho por tiempo prolongado. Si su niño se demora mucho respecto a los tiempos mencionados antes, diríjase a su pediatra para descartar estas posibilidades.

¿Puede la dentición parecerse a un resfrío?

Algunos expertos creen que la dentición puede causar una leve congestión nasal y una tos mínima, pero otros dicen que estos síntomas suelen deberse más seguido a un resfrío común. Todos concuerda en que la tos y congestión fuertes son señales de una enfermedad y no el resultado de la dentición.

¿Es típica la fiebre?

Hay desacuerdo respecto a cuál es el grado de fiebre que puede ser causado por la dentición, pero una fiebre sobre 38,5º requiere una llamada al pediatra. No debemos asumir que la fiebre es causada por la dentición, porque puede estar ocurriendo alguna otra cosa, y es necesario detectarla para actuar convenientemente.

¿Y la diarrea?

Algunos doctores dicen que el exceso de saliva de la dentición puede provocar cierta liquidez en las deposiciones. A esta edad, sin embargo, los cambios en la dieta del bebé debidos a la introducción de comidas sólidas también pueden ser la causa. Siempre consulte con su pediatra si la diarrea es verde, tiene sangre o dura más de dos días.

Desde | Buen Vivir

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás