miércoles, 27 de agosto de 2008

Conociendo la amniocentesis


¿Tu médico te ha prescrito una amniocentesis? Con Guía Mamá y Bebé puedes comprender mejor las razones que llevan a proceder a esta prueba, cuándo se debe hacer, la manera de llevarla a cabo y no olvides actuar siendo consciente de los riesgos. Sólo que antes que nada es importante que mantengas la calma y tengas confianza en tu médico.

La amniocentesis es una prueba que se realiza en un centro médico especializado y que permite detectar los problemas cromosómicos (en particular la trisomía 21), las enfermedades hereditarias ligadas al sexo del niño o las enfermedades del sistema nervioso central.

Para ello se busca analizar el líquido amniótico extraído del vientre de la madre, se establece un cariotipo del feto, es decir su tarjeta de identidad cromosómica, con lo que se puede detectar o no anomalías del cariotipo fetal.

La amniocentesis se practica a las 13 o 14 semanas de embarazo. Se propone sistemáticamente a las madres cuya edad es mayor o igual a los 35 años en el momento del parto, pero también se puede practicar a cualquier futura mamá que presente un riesgo.

Se indica una vez realizados unos análisis de sangre que permiten dosificar ciertas hormonas (alfafetoproteínas) hormona gonadotropina coriónica, o estriol cuya presencia en la sangre de la madre indica un riesgo de trisomía en el feto. También se practiva una ecografía, que permite precisar la supuesta trisomía.

La amniocentesis puede prescribirse más tarde, a lo largo del 3er trimestre, en caso de embarazo de riesgo (incompatibilidad de factor rh, por ejemplo) si hay riesgo de malformación digestiva o neurológica, o si se detectan problemas en el feto que necesiten de una intervención.

Sin embargo, es importante conocer que la amniocentesis no es obligatoria, puedes negarte a someterte a esta prueba. Lo que si hay que tener claro es que está altamente recomendada a partir de los 35 años, debido al riesgo de trisomía 21 con aumento de la edad de la madre.

También se recomienda si en la familia existen antecedentes de trisomía 21, o si hay riesgos de enfermedades hereditarias. Si tu médico te recomienda una amniocentesis quiere decir que existen verdaderas causas médicas que la justifican.

Recibirás los resultados en un plazo de tres semanas aproximadamente. Tu médico también los recibirá y además la amniocentesis te indicará con exactitud el sexo de tu bebé.

No dudes en preguntarle a tu médico todo lo que necesites saber, además de quedarte más tranquila, el médico tiene obligación legal de responderte y darte todas las informaciones sobre la amniocentesis, sobre el examen que será practicado así como todas las consecuencias conocidas de este acto médico. Con toda esta información podrás afrontar la amniocentesis relajada y en total confianza.

Desde | Guia MyB

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás