domingo, 21 de septiembre de 2008

Algunas madres no logran vínculos tan estrechos con sus hijos


En algunas mujeres, el amor por el bebé y la aceptación de la maternidad surgen desde la concepción o el parto; para otras, requiere de más tiempo.

A muchas las invade la extrañeza frente al nuevo ser. Sin embargo, y aunque parezca casi imposible, no deben sentirse culpables ni angustiadas, pues -según explica la sicoterapeuta Beatriz Uprimny- esta sensación es transitoria, pero puede requerir de la ayuda y la asesoría de un experto.

Según la especialista, entre las principales causas de la ausencia del vínculo afectivo entre madre e hijo se destacan las siguientes:

1. "La mujer está enamorada de su libertad y autonomía. Por eso, cuando aparece un personaje que depende completamente de ellas, es perfectamente normal que por el sinnúmero de cambios en sus rutinas cotidianas sientan que están perdiendo su identidad", dice Uprimny.

2. La imagen que rodea a la maternidad se asocia con la propaganda del bebé tranquilo y sonriente, pero cuando llega a los brazos la realidad es otra. "Hay una mezcla de emociones encontradas que son difíciles de conciliar: amor, expectativa, sueño, cansancio y alteraciones hormonales".

3. "Madre e hijo no se conocen, apenas comienzan a descubrirse", comenta Uprimny.

Por eso, no deben angustiarse; simplemente, actuar con todo el amor del que son capaces y así, con el tiempo, el vínculo y el llamado instinto maternal empezarán a surgir naturalmente. Pues "esta, como todas las relaciones humanas, se trata de un proceso de construcción del amor que apenas comienza", concluye la especialista.


Desde | El tiempo.com

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás