viernes, 19 de septiembre de 2008

Estudio explica cómo la listeria ataca a la madre y al feto


Investigadores franceses descubrieron cómo una bacteria transportada por el alimento se traspasa de una madre embarazada a su hijo en gestación, un hallazgo que podría llevar a nuevas maneras de proteger al feto de infecciones potencialmente fatales.

Los investigadores del Instituto Pasteur en París estudiaron la listeria monocytogenes, un patógeno que infecta a 2.500 personas al año en Estados Unidos, provocando la muerte de 500 personas anualmente.

Las mujeres embarazadas tienen una posibilidad 20 veces mayor que otros adultos saludables de contraer listeriosis, una infección que a menudo puede resultar en un aborto espontáneo o un parto donde el niño nace muerto.

Cerca de un tercio de los casos de listeriosis ocurren durante el embarazo, de acuerdo al Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en ingles).

La gente contrae listeriosis al consumir comida contaminada. La listeria puede pasar desde el intestino hasta el torrente sanguíneo. Pero no está claro cómo cruza la barrera de la placenta hacia el feto.

Un equipo encabezado por Marc Lecuit estudió la listeria en gerbos y ratones y encontró que la listeria requiere de dos proteínas bacterianas, InlA y InlB, para atravesar la barrera de la placenta e infectar al feto, reportó el miércoles el equipo en la publicación Nature.

Lecuit y sus colegas creen que al bloquear una o ambas de esas vías de acceso, sería posible evitar que la madre traspase la infección al feto.

Además de las mujeres embarazadas, la listeriosis afecta a la gente mayor, los recién nacidos y adultos con sistemas inmunológicos débiles.

Los síntomas incluyen la fiebre, dolores musculares y a veces náusea o diarrea. Si la infección se extiende al sistema nervioso central, puede causar dolores de cabeza, confusión, pérdida de equilibrio o convulsiones.

Como prevenir la listeriosis

Durante el embarazo no coma los quesos blandos (el blanco, el fresco).
Evite Feta, Brie, Camembert, y quesos con venas azules como el Roquefort. Puede comer quesos duros (Monterey Jack, Cheddar, mozarela); los quesos procesados como el queso americano o el de crema.
No tome leche cruda (sin pasteurizar) o alimentos preparados con leche cruda.
Evite carnes frías como boloña y paté.
Cocine muy bien toda la carne de res, pollo, cerdo, mariscos y pescados.
Caliente muy bien las sobras de las comidas, hasta que salga humo.
Lave bien las frutas y los vegetales.
Lávese muy bien las manos después de tocar o cortar carne, pollo, cerdo o pescados crudos.
Mantenga limpios los sitios donde prepara comidas, los recipientes donde los guarda y el interior del refrigerador.

Desde | Yahoo Salud

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás