martes, 23 de septiembre de 2008

Gonorrea y Embarazo


La gonorrea es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria. Más de 700.000 personas en los Estados Unidos son infectadas cada año. La bacteria puede crecer en varias partes del cuerpo, incluyendo el cuello uterino (abertura de la matriz), útero (matriz), uretra (canal urinario), la boca, garganta, los ojos y el ano.
La mayoría de las mujeres con gonorrea no presentan síntomas. Algunas mujeres:

Sienten dolor o ardor al orinar
Tienen más pérdidas vaginales que lo normal
Sangran o manchan de la vagina
Las mujeres que tienen gonorrea pueden desarrollar complicaciones serias si la infección no es tratada. Pueden desarrollar la enfermedad pélvica inflamatoria (PID por sus siglas en inglés). PID es una infección del útero, las trompas de Falopio y los ovarios en la pelvis de la mujer. Puede causar dolor y, si las trompas se cicatrizan, infertilidad. Si la gonorrea no es tratada, puede pasar al torrente sanguíneo o articulaciones. Esta condición puede ser muy grave.
Los profesional de la salud pueden diagnosticar la gonorrea a través de un análisis de laboratorio.

La gonorrea es tratada con antibióticos.

Los bebés pueden ser infectados durante el parto al pasar por la vagina. En los bebés infectados, la gonorrea puede causar ceguera, infecciones en las articulaciones, o infecciones en la sangre que pueden poner en peligro sus vidas.

Qué debe hacer:
Pídale a su médico que le haga una prueba de gonorrea en las primeras visitas prenatales. Muchos médicos realizan estas pruebas rutinariamente como parte del cuidado prenatal. Si tiene gonorrea, le dará un antibiótico para tratar la infección. Esto puede prevenir cualquier complicación en usted y su bebé.

Asegúrese de que su pareja también se haga la prueba. Las parejas se pueden transmitir la infección de uno a otro.

Durante el embarazo, usted puede reducir el riesgo de contraer la gonorrea absteniéndose de las relaciones sexuales. Si tiene relaciones sexuales:

Hágalo con una pareja que solamente esté teniendo relaciones sexuales con usted, que se haya hecho la prueba para la gonorrea y que no esté infectada.
Use un condón o preservativo de látex.
Si su médico le da antibióticos, asegúrese de tomarlos como indicado. Termine el medicamento que el médico le de, aunque sus síntomas se desaparezcan rápido.

Desde | Nacer Sano

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás