lunes, 13 de abril de 2009

Calendario del embarazo: Semana 15


El desarrollo de tu bebé

Tu bebé es del tamaño de una manzana. Esta semana mide alrededor de unos 10 centímetros y si lo tomaras en tus manos, notarías que ya incluso pesa un poquito. Ahora está respirando el líquido amniótico en el que flota, porque eso le ayuda a desarrollar los pulmones. Sus piernas son más largas que sus brazos y puede mover las articulaciones. Por el momento tiene todavía los ojitos cerrados, pero puede notar la claridad. Si te pusieras una linterna sobre el vientre, el bebé se apartaría.

Continúa el crecimiento de vello de las cejas y la cabeza. Las orejas del bebé casi han llegado a su posición final, aunque todavía se encuentran un poco bajas en la cabeza.

Internamente, la estructura ósea del bebé continúa desarrollándose. El desarrollo de los músculos también continúa y es probable que tu bebé esté realizando muchos movimientos con la cabeza, la boca, los brazos, las muñecas, las manos, las piernas y los pies.

Si van a hacerte un ultrasonido en las próximas semanas (generalmente se hace entre las semanas 16 y 20), ¡puede que ya te digan si esperas un niño o una niña! Pero no te desanimes si no te lo pueden decir todavía. Para poder ver con claridad si es un bebito o una bebita, el bebé tiene que estar en una posición en la que se le puedan ver los genitales. Si resulta que está todo acurrucado o está de espaldas, el sexo de tu bebé seguirá siendo un misterio por el momento

Su cuerpo

¿Ya has asumido que está embarazada? Muchas mujeres dicen que sólo toman conciencia de estar embarazadas cuando su ropa ya no les entra y deben cambiarla por atuendos de maternidad. Para otras, es cuando notan el aumento del volumen de su abdomen. Para muchas mujeres, éste es un momento de alegría y de miedo. Es normal que experimentes cambios bruscos de ánimo (tienes que agradecerles a las hormonas por esto). ¿Puedes sentir algo más? Puedes sentirte atolondrada o despistada. Hasta las mujeres más organizadas han dicho que el embarazo ha afectado su capacidad de organización, volviéndolas más olvidadizas, torpes y menos capaces de concentrarse. Trata de no estresarste y toma con calma estos “lapsos mentales”, ya que son pasajeros.

Probablemente has aumentado algo más de dos kilos, pero cada mujer aumenta de peso a un ritmo diferente. Aunque te sientas mejor, aún tendrás algunas molestias, como la nariz tapada. El aumento de estrógenos hace que las membranas mucosas se inflamen y por eso puedes producir más mucosidad. Esta molestia es tan común que los médicos la llaman rinitis del embarazo. Además, a algunas embarazadas les sangra la nariz de vez en cuando por el mayor volumen de sangre y la expansión de los capilares nasales.

Desde K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás