domingo, 19 de abril de 2009

Varicela, ataca estados del Sureste Mexicano


Un extenso brote de varicela alarmó a los padres de familia de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Veracruz y Oaxaca, donde en los tres primeros meses del año se detectaron cerca de 21 mil casos y con el regreso a clases podrían incrementarse, aunque algunas autoridades del sector Salud negaron que se trate de una epidemia. Pero, ¿en qué consiste la enfermedad?

La varicela es una enfermedad provocada por el virus varicela zoster (VVZ), el cual se transmite regularmente por dos vías: a través de secreciones del tracto respiratorio que son transportadas por el aire, cuando el enfermo estornuda; o por contagio directo con utensilios contaminados.
Los síntomas que se presentan cuando el mal ataca son: fiebre leve uno o dos días antes de que aparezcan erupciones en el cuerpo, escalofríos, pérdida de apetito, mareo y dolor de cabeza.
Pueden aparecer hasta 500 erupciones principalmente en brazos, piernas y rostro, y generalmente producen mucha comezón y ardor.

Durante el proceso de la enfermedad estas ronchas se hacen costras que se desprenden por sí solas y desaparecen de la piel.

Los niños entre cinco y 10 años son los más propensos a padecerla, sobre todo si tienen las defensas muy bajas, aunque con el tratamiento adecuado no sufren mayores complicaciones y su recuperación es normal.

Sin embargo, en el caso de adolescentes y adultos la enfermedad se complica, ya que la varicela puede ser más prolongada e incluso se puede requerir hospitalización, y en casos extremos ocasionar la muerte.

Cuando una persona se infecta de varicela el virus mantiene latente de por vida y puede reaparecer como herpes zoster, que se manifiesta en adultos mayores de 40 años debido a que su sistema inmunológico tiene las defensas más débiles.
El virus ocasiona dolores intensos y persistentes, además de erupciones más severas que afectan los nervios periféricos, y con ello a los ojos, brazos, tórax, cintura, abdomen y piernas.

Tratamiento

Los niños con varicela deben permanecer en casa durante cinco días después del principio de la erupción de la varicela o hasta que las lesiones se conviertan en costras, pues el líquido que segregan contiene altas concentraciones del virus.
En niños sanos el tratamiento se dirige a reducir el picor y el malestar. Los niños con varicela no deben recibir aspirina debido a la posibilidad de causar una complicación muy rara llamada síndrome de Reye.

El picor se puede controlar con baños calmantes o antihistamínicos. El paracetamol ayuda a controlar la fiebre, el dolor de cabeza o el dolor muscular.
Sin embargo, en casos severos y sobre todo de adolescentes y adultos puede ser necesario el tratamiento con Aciclovir, cuando es administrado dentro de las primeras 24 horas en que aparecen las erupciones para evitar el surgimiento de más lesiones.
Además se deben prevenir con la vacunación contra la varicela tanto niños como adolescentes y adultos.

Desde El Universal

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás