miércoles, 22 de julio de 2009

Cirugía para quedarse embarazada


La cirugía ha pasado a ser de una indicación muy frecuente ante la dificultad para embarazarse para convertirse en una rara indicación.

Salvo casos muy concretos, aún hoy, no hay indicaciones claras donde una cirugía puede mejorar el resultado reproductivo.

¿Cuándo se puede?

Hasta no hace mucho, y ante la carencia de técnicas de reproducción asistida –que son relativamente recientes-, en muchos casos se indicaba la cirugía con dos motivos: para evaluar la pelvis (comprobar que las trompas son permeables, que no hay implantes endometriosis ni adherencicias…) y también para intervenir aquellos problemas que hoy se solucionan de otra manera, como la patología de las trompas uterinas, y demás patología.

La laparoscopia diagnóstica

La laparoscopia consiste en una cirugía mínimamente invasiva, donde a través de una óptica que se introduce por el ombligo, se puede ver el interior de la pelvis y comprobar si las trompas son permeables o no.

Esta prueba, que se hacía de rutina hasta hace poco, se va abandonando poco a poco. No es incorrecto indicarla, y de hecho la escuela americana la aplica de rutina en el estudio de la pareja estéril, pero hoy en día entre la histerosalpingografía y los modernos ecógrafos vaginales de gran resolución nos permiten diagnosticar con gran fiabilidad la patología pélvia.

Lo cierto es que pequeñas adherencias intrapélvicas o la endometriosis mínima o leve puede pasar desapercibida, pero en cualquier caso su diagnóstico no va a modificar la conducta terapéutica.

¿Qué patología debe seguirse operando?

Evidentemente hay patología que aún precisa su extirpación previa al intento de conseguir un embarazo, bien para facilitar la gestación o bien para reducir el riesgo de aborto.

Entre esta patología se encuentra la patología uterina (miomas y pólipos endometriales, malformaciones congénitas…) y patología ovárica (quistes diversos –endometriomas, quistes mucinosos…-).

La patología tubárica hoy apenas se resuelve por cirugía, ya que los resultados de esta cirugía no logra buenos resultados, y a cambio, la fecundación in vitro consigue cada día mejores resultados.

Los miomas y pólipos endometriales, malformaciones congénitas y quistes diversos necesitan intervención previa al intento de conseguir un embarazo

¿Qué problemas del útero deben operarse, entonces?
Hay tres tipos de problemas que se deben operar en el útero:

miomas: deben extraerse todos aquellos que afecten al interior del útero (submucoso) y también los que afectan a la pared uterina en tamaño importante (intramurales). El hacerse por laparoscopia o bien por laparotomía (abriendo el abdomen) dependerá del número y tamaño de los miomas y de la experiencia del cirujano, que optará por la técnica más adecuada en cada caso.

pólipos endometriales: si miden más de 10mm deben extirparse por histeroscopia ya que pueden dificultar la implantación del embrión.

malformaciones: existen una serie de malformaciones uterinas que pueden y deben ser operadas para facilitar la gestación, como por ejemplo el septo uterino, que puede operarse por histeroscopia.

¿Y los problemas ováricos?

Los quistes ováricos suelen operarse cuando producen síntomas en la mujer –básicamente dolor pélvico-. No siempre se operan, ya que no necesariamente la cirugía mejora los resultados.

Por ello, se operan los quistes que tienen un aspecto dudoso respecto a su benignidad, y aquellos que produzcan dolor pélvico, como los quistes endometriósicos.

Consideraciones finales

Como todas las indicaciones quirúrgicas, será tu médico quien mejor te pueda aconsejar sobre si merece la pena o no pasar por el quirófano para corregir alguna anomalía.

Es importante que la cirugía sea muy cuidadosa, para evitar reducir el tejido ovárico sano que luego debe responder al estímulo de la ovulación, así como muy delicada con el útero, para que pueda resistir la distensión de un embarazo hasta el final.

Desde | Terra Mujer

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

andrea Dijo...

hola, yo para quedar embarazada pronto tome unas pastillas llamadas genozin, son efectivas, tardan entre tres y cuatro meses, yo tarde tres meses, son muy eficaces, suerte a todas las mamis que estan en la busqueda.

andrea,

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás