lunes, 31 de agosto de 2009

Cómo ser buenos padres sin afectar la pasión en la pareja


Cómo mantener viva la relación con tu pareja cuando los niños parecen necesitar toda tu atención. Es fácil para los padres actuales ser absorbidos por las vidas de sus hijos. Desde el primer minuto que llegan a casa, desde que les ponemos sus primeros pañales, y desde que les damos su primer biberón, comenzamos a dar lo mejor de nosotros para satisfacer las necesidades y demandas de nuestros hijos.

Si bien es nuestra obligación ser padres atentos y comprometidos, es cierto que muchas veces nos olvidamos de nuestra relación de pareja, y si esto ocurre, no habrá amor o devoción por los niños capaz de salvarla. Desde luego, no es fácil mantener un equilibrio saludable entre pensar en nosotros como pareja y como padres.

Hazte tiempo

Más allá de la cantidad de chicos, de las demandas, y de la satisfacción que obtengamos de ellos, siempre debemos hacer tiempo para nuestra pareja. No siempre es fácil, pero es bueno no perder tiempo pensando si merecemos o no, darnos ese tiempo como pareja. Lo merecemos. Lo necesitamos. Y punto.

El mejor regalo que puedes darles a tus hijos es tener una hermosa relación amorosa con tu esposo. Cuando los chicos ven a sus padres guardar tiempo para sí mismos, entienden el compromiso existente entre ambos y aprecian la buena relación que tienen. Asimismo, con sólo observar, comprenden que sus padres se aman. En torno a este amor de los padres, los niños se sienten seguros, lo que les permite crecer sin preocupaciones y, en consecuencia, más sanos.

Por otra parte, cuando los chicos siempre son puestos en primer lugar o cuando experimentan rencor, agresiones constantes, violencia verbal, o falta de confianza entre sus padres, entonces verán cuestionadas las bases mismas de sus cimientos. Tal falta de seguridad desencadenará caos e inseguridad interiores (dos obstáculos para crecer saludables en autoestima y confianza).

Muestra tu amor

Por el bien de ustedes y de sus chicos, es importante poner energía, primariamente, en la relación amorosa. Muestra tu amor por él delante de tus hijos. Asimismo, tómate tu tiempo para estar a solas con tu pareja.Tus chicos no podrían tener un regalo más bonito que saber que sus padres se aman y respetan, y disfrutan enormemente de la compañía mutua.

Esto también significa que debes guardar algo de atención para tu marido al final del día. Cuando él llega a casa por las noches, ten la cena en la mesa con un lindo mantel, y ofrécele un vaso grande de agua con limón y, de tanto en tanto, un delicioso aperitivo. Algo bueno que puedes hacer es salir a la puerta a esperarlo, y mirarlo impaciente mientras desciende del auto. Dale un buen beso y un abrazo cuando llegue a ti. Cuando él arribe a casa, y no te vea esperándolo en la puerta, se verá invadido por un estado de ansiedad positiva.

Tómate un tiempo para reconectarte

Incluso cuando te sientas desfallecer al final del día, podrás recobrar energías al reconectarte con tu marido. Mirarse a los ojos por un instante y regalarse una sonrisa podrá ser suficiente para que ambos se sientan mejor.

Considera estas formas de reconectarte con tu pareja:

* Planifica una noche para dos. Esto implica dejar para ambos un día del calendario, contratar una babysitter, y hacer una reservación si es necesario.
* Envía a los chicos a lo de sus abuelos, a lo de unos amigos, o a lo de sus primos. Así, podrán tener una noche de dos en casa.
* Habla con tus chicos acerca de la importancia de que sus padres pasen tiempo a solas. Explícales que esto no quiere decir que ellos sean menos importantes, sino que para que la familia esté bien, es necesario que los padres tengan una relación buena y sólida.
* Contrata una babysitter para llevar a los chicos a dar una vuelta o a ver una película al cine, y quédate en casa con tu marido. Cenen sin interrupciones. Tu pareja es un oasis y una fuente de fuerza, así que procura darle la importancia que se merece.

Desde | Femina Actual

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás