miércoles, 5 de agosto de 2009

Diarrea: que darles de comer


Recomendaciones

La diarrea tiene muchas causas, como:

* Antibióticos
* Consumo de demasiada fruta o jugo de fruta
* Sensibilidad a los alimentos
* Enfermedad
* Infección

Dieta:

La diarrea puede empeorarse por lo que el niño come o bebé y algunos tipos de diarrea pueden aliviarse cambiando la dieta.

En la mayoría de los casos, se debe seguir alimentando al bebé o niño como se hace normalmente. La mayoría de los niños pueden mantener los nutrientes que pierden por la diarrea si aumentan la cantidad de comida que ingieren. En los bebés, se debe continuar siempre con la alimentación materna o con leche maternizada.

Muchos niños desarrollan intolerancia a la lactosa en forma leve y temporal. Continuar con productos lácteos puede prolongar la diarrea, pero también puede permitir un regreso más temprano a la dieta normal. Los bebés que estén consumiendo alimentos sólidos pueden continuar haciéndolo, siempre que los puedan comer sin vomitarlos.

El apetito normal es, muchas veces, el último comportamiento en normalizarse después de una enfermedad y a los niños debe permitírseles tomarse el tiempo para retornar a sus hábitos alimentarios normales. No hay una dieta específica que se recomiende para combatir la diarrea, pero los niños suelen tolerar mejor las comidas suaves. Los agentes formadores de masa, como los almidones, las frutas y las verduras, ayudan a producir heces más sólidas, mientras que los jugos de frutas pueden aflojarlas.

Para algunos niños, un retorno a su dieta regular también puede traer consigo un retorno de la diarrea, lo cual generalmente se debe a una leve dificultad del intestino para absorber los alimentos regulares. Este tipo de diarrea no dura mucho, es diferente de la diarrea que se presentó con la enfermedad real y no requiere tratamiento, siempre que no haya otros síntomas.

La diarrea causada por antibióticos puede reducirse dándole al niño yogur con cultivos activos o vivos (buscar el comunicado en las etiquetas). Si la diarrea persiste, se debe consultar con el médico el posible cambio o suspensión del antibiótico. No se debe suspender el tratamiento con antibióticos sin verificarlo con el pediatra.

Líquidos:

El consumo de líquidos es muy importante, porque un niño con diarrea se deshidrata fácilmente. La deshidratación es una afección grave en los bebés y en los niños pequeños. Hay que reponer los líquidos perdidos. Excepto en los niños más gravemente deshidratados o en los que no pueden beber sin vomitar, los niños pueden reponer los líquidos (rehidratarse) bebiendo algo.

Para la mayoría de los niños, cualquier líquido que normalmente tomen debe ser suficiente. Beber demasiada agua sola, a cualquier edad, puede ser dañino porque el agua no contiene azúcares ni electrolitos importantes, como el sodio.

Entre las soluciones para la rehidratación están las sales de rehidratación oral de la Organización Mundial de la Salud y Rehydralyte. Otros productos, como Pedialyte e Infalyte, pueden ayudar a mantener la hidratación en un niño y a evitar la deshidratación. Algunas de estas soluciones están disponibles en los supermercados y farmacias, y se venden sin necesidad de receta, aunque se debe consultar con el médico antes de usarlas en bebés.

Las paletas y las gelatinas pueden ser fuentes excelentes de líquidos claros, especialmente si el niño está vomitando. De esta manera, se pueden administrar cantidades sorprendentemente grandes de líquidos al niño en forma lenta, evitando llenar demasiado el estómago. Esto es especialmente importante si el estómago ya se encuentra irritado por una infección.

Para la mayoría de los niños, es suficiente beber más líquidos, pero ocasionalmente es necesario administrar líquidos por vía intravenosa (IV). Los líquidos administrados por vía IV corrigen la deshidratación en forma más rápida que los que se administran por vía oral.

SE DEBE CONSULTAR AL MÉDICO SI:

* La diarrea contiene sangre o mucosidad.
* La diarrea se presenta en la semana después de haber viajado fuera de los Estados Unidos o después de una salida de campo (la diarrea puede ser causada por bacterias o parásitos y puede requerir tratamiento).
* La diarrea está acompañada por múltiples episodios de vómitos, fiebre o cólicos abdominales.
* La diarrea es grave o dura más de 2 ó 3 días.
* La diarrea reaparece una y otra vez o el niño está perdiendo peso.
* El niño tiene signos de deshidratación (se debe llamar inmediatamente).

El médico puede recetar medicamentos para ayudar a controlar la diarrea. Se recomienda consultarle antes de usar antidiarreicos de venta libre, dado que pueden ser ineficaces o peligrosos.

Desde | Medline Plus

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás