jueves, 10 de septiembre de 2009

Testículo no descendido


Los testículos se desarrollan antes del nacimiento en la cavidad abdominal y normalmente descienden hasta el escroto antes del parto, pero cuando uno o ambos testículos no logran hacer esto, se los denomina testículos no descendidos.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Los testículos no descendidos son muy comunes en los niños prematuros y se presentan en un 3 a 4% de los bebés a término. Aproximadamente el 65% de los testículos desciende por lo general a los 9 meses de edad.

Una vez que se ha descubierto el testículo en el escroto, se considera que ha descendido, aun si en un examen posterior está retraído temporalmente. En ocasiones, se desarrolla una condición (conocida como testículos retráctiles), en la cual el médico puede algunas veces localizar los testículos y en otras no.

Esto ocurre por la fuerza del reflejo muscular (reflejo cremastérico) que retrae los testículos y la pequeña masa de los mismos antes de la pubertad. En este caso, los testículos descienden durante la pubertad. Estos testículos se consideran una variante de lo normal y no requieren corrección quirúrgica.

Los testículos que no han descendido antes del primer año de edad se deben evaluar con sumo cuidado. Estudios recientes sugieren que se debe realizar una cirugía definitiva a esta edad para confirmar el diagnóstico y reducir la probabilidad de sufrir lesión testicular permanente.

Los testículos que no descienden de forma natural al escroto se consideran anormales por el resto de la vida del paciente y tienen una mayor posibilidad de desarrollar cáncer sin importar si son o no llevados al escroto.

El hecho de descender el testículo al escroto maximiza la producción de esperma e incrementa las posibilidades de una buena fertilidad, al igual que permite la examinación para detectar el cáncer testicular de manera temprana.

En otros casos, como en el de testículos desaparecidos, estos no se encuentran durante una exploración quirúrgica, lo cual se puede deber a un traumatismo vascular ocurrido en el útero (torsión testicular), que deriva en una infartación (necrosis del tejido afectado).

Otra posibilidad es que esto esté asociado con una anomalía congénita, en cuyo caso se ven vasos sanguíneos sin salida en los vasos deferentes (el tubo que normalmente conduce el esperma).

Síntomas

Por lo general, no hay síntomas, excepto la imposibilidad de encontrar el testículo en el escroto (lo que se puede describir como un escroto vacío). Los hombres adultos con testículos no descendidos pueden quejarse de infertilidad.

Signos y exámenes

El examen confirma que uno o ninguno de los dos testículos están presentes en el escroto.

El testículo no descendido puede o no ser palpable en la pared abdominal por encima del escroto.

Tratamiento

Por lo general, el testículo desciende al escroto sin intervención alguna durante el primer año de vida. De no ser así, se pueden administrar inyecciones hormonales (B-HCG o testosterona) en un intento por estimular el movimiento del testículo hacia el escroto.

La cirugía (orquiopexia) es una terapia definitiva. La tendencia de la literatura médica es a favorecer la cirugía realizada de una manera más temprana para prevenir un daño irreversible a los testículos, que puede ocasionar esterilidad.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos se resuelven de forma espontánea, sin tratamiento y la corrección médica o quirúrgica de la condición generalmente tiene éxito.

Alrededor del 5% de los pacientes con testículos no descendidos no presentan testículos en el momento de la cirugía, condición denominada testículos ausentes o desaparecidos.

Complicaciones

Si uno o ambos testículos no descienden, el hombre puede ser estéril más adelante en su vida. Los hombres con testículo no descendido al momento del nacimiento corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer testicular en ambos testículos.
Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe acudir al pediatra si el niño parece tener un testículo no descendido o si la persona es un hombre de 15 años o más y no sabe cómo realizarse un autoexamen testicular para buscar cáncer de los testículos.

Desde | Clinica DAM

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás