viernes, 13 de noviembre de 2009

Recomendaciones de la UNICEF para dormir con los bebés


Bebe Espacio ROBA información de mamasybebesblog.blogspot.com <<--...

Dormir en la misma cama con el bebé

Cuando tiene al bebé cerca lo llega a conocer mejor y aprende a saber cuándo tiene hambre y quiere comer. En el hospital se le aconseja que tenga al bebé todo el tiempo al lado de la cama. Cuando se lo lleva a la casa se le recomienda que por los seis primeros meses lo tenga en la misma habitación con usted, sobre todo por la noche, para evitar la muerte de cuna.

Si está amamantando, lo más probable es que le sea más cómodo dormir con el bebé en la misma cama. Así el bebé puede comer cuando quiere sin que usted tenga que levantarse. Además, cuando los bebés
están cerca de la madre se tranquilizan fácilmente y muchos duermen mejor. Sin embargo, la mamá que duerme con su bebé debe tomar ciertas precauciones para protegerlo.

Algunos factores importantes para la protección del bebé son:

* El colchón debe ser firme y parejo y estar limpio.
* No se debe dejar que el bebé se acalore. La mejor temperatura ambiente para el bebé es entre 16 y 18 grados centígrados.
* Si la mamá está enferma o tiene algún tipo de enfermedad que cause que no se despierte en respuesta a una necesidad del bebé, es mejor que no duerman juntos.

No debe compartir su cama con el bebé si usted (o cualquier otra persona que duerma en la misma cama):

* fuma (aunque no fume en la cama ni dentro de la casa)
* ha consumido una bebida alcohólica
* ha consumido alguna droga o medicamento que cause que tenga el sueño más pesado que de costumbre
* está más cansada que de costumbre y cree que se le dificultaría despertarse si el bebé la necesita pues corre el riesgo de que el bebé se muera por muerte de cuna.

Es muy peligroso dormir con el bebé en un sofá, no lo haga nunca. También es peligroso dejar al bebé solo en una cama para adultos o dejarlo que duerma en una cama de agua, en un 'bean bag' o en un colchón que se hunda.

Importante

* Es preferible usar sábanas y cobijas en lugar de colchas o de edredones de plumas.

* No se le debe poner demasiada ropa al bebé ni cubrirle la cabeza.

Debe vestirlo con la misma cantidad de ropa que usted se pondría. Si arropa al bebé con la misma cobija con que usted se arropa, no debe meterlo en una bolsita de dormir. Tampoco conviene arroparlo bien apretadito pues se puede acalorar. (Muchas madres opinan que el contacto de su piel con la del bebé facilita la lactancia y calma al bebé.)

También hay que evitar que el bebé se lesione; para ello:

* Asegúrese de que el bebé no se pueda caer de la cama o atascarse
entre el colchón y la pared.
* Asegúrese de que su pareja sepa que el bebé también está en la cama
si no se acuestan al mismo tiempo.
* Si comparte la cama con un niño mayor, es mejor que usted o su pareja se acuesten entre el niño y el bebé.
* No les permita a las mascotas acostarse en la cama en que duerme el bebé.
* Si no está amamantando al bebé, es preferible que lo acueste en la cuna antes de que usted se duerma. La razón es que hay estudios de investigación que indican que las madres que no amamantan al bebé no siempre duermen dándoles la cara.

Si tiene alguna pregunta, la partera o la trabajadora de salud le puede aconsejar.

La mayoría de las madres que amamantan duermen automáticamente dándole la cara al bebé y adoptan una posición que no deja que el bebé se deslice debajo de las cobijas ni que tenga contacto con la almohada. Esta es una posición ideal que además facilita la lactancia.

Al bebé generalmente se le acuesta de lado para mamar. Cuando termina, debe acostarlo boca arriba para que duerma, nunca boca abajo ni de lado. También es importante prevenir que se deslice debajo de las cobijas o de la almohada.

Desde | Unicef

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás