martes, 12 de enero de 2010

Los dientes de leche


Los dientes de leche, también llamados primarios por los dentistas, se empiezan a formar ya dentro del vientre materno. Cuando el niño nace, tiene dentro del hueso de la mandíbula los brotes de los 20 dientes que usará hasta que los dientes definitivos salgan y hagan caer a los de leche.

Estos pequeños dientes de los niños sirven para que puedan aprender a masticar y comer alimentos sólidos, para su buena nutrición, y también para que puedan comenzar a pronunciar bien las palabras.

Los dientes de leche comienzan a salir a los 6 o 7 meses de edad, y ya suelen estar todos a los 3 años. Los niños a esa edad tienen cara y boca pequeñas, así que el maxilar requiere que los dientes y sus raíces sean pequeños, porque sino no entrarían ni servirían para las funciones que tienen. Si un niño de esa edad tuviera los dientes grandes de un adulto quedaría un tanto deforme.

Los dientes de leche son comunes en casi todos los animales, y en el género humano tienen una historia muy antigua. Según atestiguan los fósiles hallados, nuestro antepasado más antiguo (3 millones de años) tenían dientes de leche.

Cuando el niño crece, los dientes permanentes comienzan a salir y hacen caer a los de leche. A eso de los 14 años la mayoría de los niños ya ha perdido todos los dientes de leche, y tienen los primeros 28 permanentes. Hacia los 20 años pueden comenzar a salir las famosas muela de juicio, completando el total de dientes en 32.

En la actualidad los dientes de leche son estudiados por que de ellos pueden obtenerse células madre, las cuales tienen la capacidad de convertirse en cualquier célula o tejido.

Desde | Noticias interesantes

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás