martes, 26 de enero de 2010

Mamás: el cáncer ginecológico ES prevenible


La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se previenen fácilmente con la realización de pruebas de detección habituales y seguimiento. También tiene una probabilidad de curación muy elevada cuando se diagnostica en etapas iniciales. En la actualidad, existen vacunas que protegen contra la causa más común del cáncer de cuello uterino.
El Cáncer de Cuello Uterino

Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cáncer de cuello uterino. Ocurre con mayor frecuencia en mujeres mayores de 30 años. El cáncer de cuello uterino es altamente prevenible debido a que se dispone de pruebas de detección y de vacunas para prevenir infecciones por el VPH. Cuando el cáncer de cuello uterino se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida.

La causa principal del cáncer de cuello uterino es el virus del papiloma humano (VPH), un virus común que puede transmitirse de persona a persona durante las relaciones sexuales. El VPH también causa otros cánceres, como el cáncer de vagina, vulva, ano, pene y algunos cánceres de cabeza y cuello. Por lo menos la mitad de las personas sexualmente activas adquirirán el VPH en algún momento de su vida.

En la mayoría de los casos, el VPH desaparece por sí solo en un periodo de dos años y no ocasiona problemas de salud. El sistema inmunitario puede combatir el VPH de manera natural si el cuerpo no logra eliminarlo el VPH permanece en el cuerpo durante varios años antes de causar estos cánceres. No se sabe por qué el VPH desaparece en la mayoría de los casos, aunque no en todos.

Pruebas de detección

Existen dos pruebas que pueden ayudar a prevenir o detectar el cáncer de cuello uterino en las etapas iniciales:

* La prueba de Papanicolaou (o citología vaginal) identifica los precánceres, cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
* La prueba del VPH identifica el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

La prueba de Papanicolaou se recomienda para todas las mujeres y se puede realizar en el consultorio médico o en una clínica. Las mujeres deben empezar a hacerse pruebas de Papanicolaou periódicas desde los 21 años, o en los tres años después del inicio de las relaciones sexuales, lo que ocurra primero. Además de la prueba de Papanicolaou, la prueba del VPH también se puede realizar, junto con el Papanicolaou, para la detección del cáncer de cuello uterino en mujeres de 30 años de edad en adelante. También se puede utilizar para proporcionar más información cuando los resultados de las pruebas de Papanicolaou no son claros.

Vacuna contra el VPH

Las vacunas contra el VPH protegen contra los tipos de VPH que con más frecuencia causan cáncer de cuello uterino. Dos vacunas contra el VPH están autorizadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. y son recomendadas por los CDC. Estas vacunas son Cervarix® (hecha por GlaxoSmithKline) y Gardasil® (hecha por Merck). Ambas vacunas son muy eficaces contra los tipos de VPH 16 y 18, que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino. De forma que ambas vacunas previenen contra el cáncer y precáncer de cuello uterino en las mujeres.

Los CDC recomiendan que todas las niñas entre los 11 y 12 años de edad reciban las tres dosis (inyecciones) de una de las marcas de la vacuna contra el VPH para protegerse contra el cáncer y precáncer de cuello uterino. Gardasil® también protege contra la mayoría de las verrugas genitales. Las niñas y las mujeres jóvenes entre los 13 y 26 años que no se hayan vacunado deben recibir las tres dosis de la vacuna contra el VPH. La vacuan Gardasil® también está aprobada para niños de 9 y 18 años para reducir la posibilidad de que contraigan verrugas genitales..

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas pero es aconsejable que consulte con su proveedor de seguro médico. Si no tiene seguro médico si o su seguro no cubre el costo de la vacunas, el programa Vaccines for Children (VFC) quizás pueda brindarle ayuda. Las niñas y jóvenes menores de 19 años de edad si están inscritas en Medicaid, no tienen seguro médico, o son indoamericanas o nativas de Alaska pueden recibir las vacunas a precio reducido.

Otras medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino

Las siguientes medidas también pueden disminuir su riesgo de contraer cáncer de cuello uterino:

* No fume.
* Use condones durante las relaciones sexuales.*
* Limite el número de parejas sexuales.

*La infección por el VPH puede aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como en las femeninas que se cubren o protegen con un condón de látex durante las relaciones sexuales, así como en las áreas que no se protegen. Aunque se desconoce el efecto de los condones en la prevención de la infección por el VPH, se ha asociado el uso del condón a una tasa más baja de cáncer de cuello uterino.

Desde | CDC

La nota fue extraida del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás